La mesa técnica de seguridad de la Feria Real, reunida esta mañana bajo la presidencia del primer teniente de alcalde y delegado de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz Madrid, ha evaluado la celebración durante la jornada de ayer del Domingo por Sevillanas, destacando la normalidad que presidió la fiesta ya que no se produjeron incidentes dignos de reseñar. El encuentro también ha contado con la participación de los tenientes de alcalde responsables de Feria y Fiestas, Juana Cid, y Protección Civil, Francisco Javier Rodríguez Ros.

En este sentido, el edil ha puesto de manifiesto que a pesar de la gran afluencia de público en el Parque Feria “fue un día tranquilo, tal y como lo han manifestado los mandos del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local, quienes solo han reseñado que a primera hora de la madrugada de hoy se registraron algunas peleas en distintas casetas, pero que no pasaron a mayores. Son incidentes aislados que hay que enmarcar en el contexto de la feria de una ciudad de 125.000 habitantes”.

Los integrantes de la mesa técnica sí han querido recalcar la prohibición que pesa sobre las casetas de sacar el exterior recipientes de vidrio, ya que son susceptibles de ser utilizados como armas blancas. En este sentido, Muñoz Madrid ha anunciado que a partir de hoy se hará un seguimiento aún mayor sobre esta cuestión para evitar que se den esas situaciones.

Asimismo, las fuerzas de seguridad han calculado que ayer se dieron cita en la zona habilitada para la práctica del botellón de hasta dos mil jóvenes, imponiendo 37 actas de sanción a otras tantas personas que fueron sorprendidas realizando sus necesidades fisiológicas en las barriadas de alrededor y fuera de los servicios públicos habilitados para ello, que a partir de hoy se verán reforzados con la instalación de cinco más.