La Autoridad Portuaria abandona a su suerte a las agencias de viajes del interior del recinto. Así lo han manifestado sus responsables durante el transcurso de la protesta que, por espacio de una hora, han realizado junto al parking cubierto. Los dueños de los negocios han afirmado que pagan los precios estipulados por el mantenimiento de sus agencias sin que la Autoridad Portuaria haga nada por erradicar la presencia, cada vez más numerosas, de vendedores ilegales, piratas y gente de todo tipo que tratan de obtener dinero de los viajes de manera fraudulenta.