La dirección de la empresa Vopak, que opera en el puerto de Algeciras, ha salido al paso del comunicado emitido por la Federación de Asociaciones de Participación Ciudadana del Sur Azul (Fapacsa) en el que pone en duda el control de las emisiones de la firma en el recinto portuario y replica que las peticiones a las que se refiere el movimiento vecinal son erróneas.

La Federación de Asociaciones de Participación Ciudadana del Sur Azul (Fapacsa) solicitó, según el comunicado, al Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital la documentación relativa al Programa de Vigilancia Ambiental recogido en la Resolución de la Secretaría de Estado de Medio Ambiente de 2013, por la que se considera ambientalmente viable el Proyecto de VOPAK de instalación de una terminal de almacenamiento y distribución de hidrocarburos en el Puerto de Algeciras.

Ante dicha petición, Vopak replica que la referencia al programa ambiental y a la instalación de una estación de monitorización y seguimiento ambiental en las instalaciones de Vopak Terminal Algeciras corresponde al proyecto de expansión de la terminal. Dicho proyecto de ampliación de la terminal no se ha iniciado y, por tanto, tampoco la instalación de los medidores a los que hace referencia Fapacsa en su escrito.

Réplica y cumplimiento de las normativas

Vopak ha querido dejar claro, igualmente, que su actividad en el recinto portuario se realiza con el más estricto control en todos los aspectos y cumpliendo las normativas que, en este sentido, marca la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía.

Fapacsa mostró en el reseñado comunicado su malestar por los episodios de malos olores que, procedentes del recinto portuario, entiende, está afectando a los residentes de las barriadas más cercanas al puerto.

El movimiento vecinal sostiene que es necesario frenar la expansión portuaria que cada vez, asegura, está causando más problemas a la ciudad.

Más información: https://www.vopak.com/terminals/europe/vopak-terminal-algeciras