Las enfermeras del Hospital de Día Oncológico del Punta Europa de Algeciras aplican desde 2015 una técnica, la inserción ecoguiada de un catéter venoso central por vía periférica (PICC), que entre las principales mejora que aporta, es la de reducir el dolor de los pacientes, preservando, además, su capital venoso.

En octubre de 2015 dos enfermeras de esta unidad se formaron en esta técnica y desde entonces y hasta agosto de este año se ha aplicado en 202 ocasiones -colocación de catéteres- de una forma creciente: de las 12 aplicaciones de hace tres años, se pasaron a 71 en 2016, 81 en 2017 y 18 sólo en los primeros ocho meses de 2018.

La principal finalidad de estos catéteres es preservar el capital venoso del paciente, sobre todo cuando se administran tratamientos que pueden deteriorar el sistema vascular; además, el riesgo de infección es menor, así como de las complicaciones en el transcurso del procedimiento gracias a la inserción con control ecográfico a tiempo real.

El procedimiento ecodirigido, frente a la técnica estandarizada ciega, reduce también el número de flebitis y trombosis por la posibilidad de elegir el calibre más adecuado; reduce el tiempo del procedimiento; y ofrece una mayor comodidad al paciente al insertarse en ciertas zonas.

Este tipo de catéter posibilita la administración de todo tipo de sustancias parenterales y la toma de muestras sanguíneas de forma indolora y totalmente segura; principalmente se han beneficiado de su uso mujeres diagnosticadas de cáncer de mama, quienes han manifestado su satisfacción por la disminución del dolor ante las extracciones sanguíneas y administración de tratamientos parenterales.