Podemos ha expresado su “preocupación” porque un nuevo estudio independiente a nivel estatal haya vuelto a poner a Algeciras en el punto de mira por su mínimo gasto social, situando al municipio en la catalogación de “pobre” junto a otros 39 ayuntamientos de España. El informe realizado por la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales confirma que el gasto social por habitante del equipo de Gobierno de Landaluce es de 36,47 euros, una cifra y un gasto que ya ha sido denunciado en diversas ocasiones por la formación morada.

El coordinador general de Podemos Algeciras, Alejandro Gallardo, afirma que “es absolutamente bochornoso y alarmante que una entidad independiente estatal vuelve a encender la alarma sobre un hecho que venimos denunciando, y es que la falta de políticas sociales por parte de Landaluce y su equipo de Gobierno están asfixiando a las familias más necesitadas de Algeciras”.

“Esto no es ninguna novedad”, señala Gallardo, que recuerda que “desde la llegada del PP al Ayuntamiento hace ahora ocho años, el gasto social se ha reducido a cantidades insignificantes, y eso viene afectando muy gravemente a muchas personas que tienen serias dificultades para tirar hacia adelante”.

El representante de Podemos llama la atención acerca de que “ya no lo decimos nosotros. Ya es la Asociación Estatal de Directoras y Gerentes en Servicios Sociales la que advierte de que Algeciras es una ciudad pobre, porque la calidad de vida de las personas sin recursos se ve completamente marginada y despreciada por un equipo de Gobierno al que le importan más bien poco los problemas de la gente”.

Alejandro Gallardo ahonda en que “Landaluce y su equipo de Gobierno consideran que la ayuda a las algecireñas y algecireños que tienen problemas de exclusión social no es competencia del Ayuntamiento. Por eso, además de reducir el gasto social a su expresión más mínima, niegan cualquier tipo de ayuda a las entidades que asumen el trabajo que ellos no hacen, como Cruz Blanca o Cáritas, que cada vez tienen más problemas para subsistir”.

“Estos ocho años de políticas antisociales están dejando un grave problema estructural en una ciudad como Algeciras en la que urge priorizar el gasto en los que más lo necesitan, frente a los suntuosos gastos de Landaluce en propaganda y en salir en todas las fotos”, sentencia.

En contraposición, Gallardo elogia el resultado de la inversión en gasto social en otros ayuntamientos para mejorar la calidad de vida de sus vecinos y vecinas con mayores dificultades. Así, destaca que sólo alcancen la excelencia en gasto social el 7% de los ayuntamientos españoles, entre los que se encuentra el Ayuntamiento de Cádiz, gobernado por Podemos, “lo que demuestra que hay otra forma de hacer política, la que se preocupa y se ocupa de los problemas de la gente y prioriza el gasto en servicios sociales.