El barrio del Rinconcillo ha sido en todo momento una zona de especial prioridad de actuación del Ayuntamiento, para llevar a cabo un proyecto holístico y sostenible capaz de poner solución a los problemas medioambientales y de cambio climático que está sufriendo la población ubicada en primera línea de costa de la ciudad.

Por ello, desde el Ayuntamiento está apostando, a través del Departamento de Gestión de Fondos Europeos, por la búsqueda de financiación procedente de fondos europeos para poder ejecutar actuaciones que requieren de una inversión importante, en torno a 5 millones de euros. Dicha inversión se está intentando captar a través de convocatorias que cubren el total de las actuaciones necesarias, así como de otras que posibilitan acciones de forme sectorial.

En abril de 2018 se solicitó, a través de una UIA (Urban Iniciatives Actions), un proyecto de economía circular que implica poner solución a los problemas que padece actualmente la red de saneamiento y pluviales del barrio del Rinconcillo, y la implantación de un sistema smart que liberase el agua que causa problemas de inundaciones hacia el parque del Torrejón, donde se construirá un gran lago que, a su vez, regenerará la flora y la fauna de dicho parque y del que podrán disfrutar todos los vecinos.

En paralelo, se plantea un sistema de regeneración de la playa que implica actuar, además, para paliar el alga invasora. Esta convocatoria conlleva gran parte de investigación e innovación y se compite a nivel internacional. Se obtuvo un gran resultado, superando dos de las tres fases requeridas. Ha gustado la idea, pero nos proponen una serie de modificaciones para que el proyecto sea elegible finalmente en la siguiente convocatoria.

No obstante, teniendo en cuenta el carácter prioritario que se le está dando al Rinconcillo, el Ayuntamiento se ha continuado presentando a otras convocatorias que cubrirían de forma parcial parte de la intervención que se pretende llevar a cabo en la zona.

Actualmente, se está pendiente de resolución de la convocatoria europea presentada en el mes de febrero de 2019, H2020-SC5-14, que persigue el desarrollo de soluciones integradas con un enfoque innovador y medioambiental, donde se ha propuesto solucionar el problema de las redes de saneamiento y pluviales y, al igual que en la propuesta anterior UIA, se ha insistido en regenerar ambientalmente el parque del Torrejón y entorno.

En caso de la concesión de dicha convocatoria, Algeciras trabajaría con centros de investigación de dilatada experiencia, especializados en implantar soluciones I+D+i, como es el EURAC Research from Bozen-IT, en un consorcio del que también forman parte ciudades como Ferrara, Split, Weiz, Stockholm y Bidgoszcz. La financiación solicitada asciende a un millón de euros.

Además, en estos momentos, y persiguiendo el objetivo de este equipo de gobierno de regenerar el barrio del Rinconcillo y su playa, el Departamento de Gestión de Fondos Europeos está trabajando con un equipo interdisciplinar conformado por técnicos de diferentes delegaciones, con especial protagonismo de la Delegación de Medio Ambiente, en la presentación de una propuesta que cumpla con los requisitos que se exigen desde Bruselas, y que contempla la regeneración medioambiental de toda la bahía de Algeciras, donde el Rinconcillo tendrá especial protagonismo, ya que la mayor parte de la financiación recalaría en esta zona de especial vulnerabilidad medioambiental, donde el cambio climático está afectando con mayor énfasis. Se trata de la  convocatoria 2019 del Programa LIFE +, único instrumento financiero de la Unión Europea dedicado, de forma exclusiva, al medio ambiente.  El plazo de presentación finaliza en el mes de junio de este mismo año.

No obstante, la regeneración del barrio del Rinconcillo ha comenzado ya, desde que hace dos semanas nos han informado que el ayuntamiento ha sido seleccionado, a través de la convocatoria de Ciudad Amable de Regeneración del Espacio Público Urbano, a través de la que se presentó un proyecto que, además de intervenir el Barrio de San José Artesano, lo hará en la playa de la Concha.

El derribo de la depuradora, actualmente en desuso, dará paso a una plaza, abierta al mar, rodeada de espacios verdes regenerados, que pondrá en valor todo el entorno de dicha playa.

Finalmente, destacar que gracias a que en estos momentos se está redactando, entre otros planes directores, la Agenda Urbana 2030, siendo Algeciras una de las primeras ciudades de España en apostar en ello, se podrá acceder pronto a más fuentes de financiación que nos permitirán ejecutar proyectos medioambientales y de regeneración urbana, solventando así las deficiencias que en estos momentos padecen barrios como el del Rinconcillo.