El primer teniente de alcalde, Jacinto Muñoz Madrid, junto a la edil municipal Laura Ruiz han acompañado durante la jornada de hoy a la Venerable Cofradía Salesiana de Penitencia de Nuestro Padre Jesús Cautivo (Medinaceli) y María Santísima de la Esperanza de Algeciras, durante su participación en el Vía crucis Diocesano que ha tenido lugar por las calles de la ciudad de Cádiz con motivo de la conmemoración del 750 aniversario del traslado de la sede episcopal de Medina Sidonia a Cádiz y los 600 años de la creación de la Diócesis de Ceuta.

En este sentido, los ediles municipales, estuvieron junto al Vicario Episcopal Territorial del Campo de Gibraltar, Rvdo. Padre D. Juan José Marina Janeiro, la Hermana Mayor de esta Cofradía, Inmaculada Pérez, y el Presidente del Consejo Local de Hermandades y Cofradías de Algeciras, Manuel Delgado, así como con el resto de miembros de la junta de Gobierno y hermanos de la Hermandad, en los instante previos a la salida procesional, la cual se producía a las siete y media de la tarde desde la Iglesia de Santiago Apóstol, hasta alcanzar el recorrido común, establecido por la organización que ha sido calle Nueva, Plaza de San Juan de Dios, Pelota y Plaza de la Catedral.

Nuestro Padre Jesús Cautivo, popularmente conocido como “Cristo de Medinaceli”, el cual procesionó en su paso de pan de oro con su tradicional monte de claveles rojos, completado por el antiguo relicario de San Isidro, que ha procesionado por primera vez y junto a un rosario de María Santísima de la Esperanza, estuvo acompañado por los sones de la Agrupación Musical Polillas de Cádiz, así como por un cortejo de aproximadamente treinta hermanos con cirio, distribuidos en el cortejo con diferentes insignias, como la cruz de guía, y el estandarte de la Hermandad de la capilla de San Isidro.

Este solemne acto religioso, que ha estado presidido por el obispo de Cádiz y Ceuta, Rvdo. Padre D. Rafael Zornoza, ha contado con la participación de un total de 16 imágenes titulares llegadas de distintas ciudades y pueblos de la provincia de Cádiz que han dado lugar a cada una de las estaciones del Vía Crucis, donde la imagen algecireña de Jesús de Medinaceli, ataviado con su túnica burdeos bordada y con el escapulario regalado por la Cofradía de Santísimo Cristo de la Piedad de Cádiz, ha sido la encargada de presidir la tercera estación del vía crucis.

En este sentido el resto de las imágenes que han participado en el Vía Crucis procedecen de la Hermandad del Huerto (de San Fernando), Prendimiento (de Cádiz), Columnas (de Cádiz), Jesús del Amor (Chiclana), Humildad (de San Roque), Nazareno (de Medina), Gran Poder (de La Línea), Afligidos (de San Fernando), Humildad y Paciencia (de Cádiz), El Perdón (de Chiclana), Buena Muerte (de Cádiz), Santo Entierro (de Conil) y un Resucitado de 1729 del convento de San Francisco de Cádiz. Además, participará también la Virgen de los Dolores, de la Cofradía de Servitas de Cádiz.

Cabe recordar que durante estos días atrás, los miembros de la Hermandad de Medinaceli han llevado a cabo un importante e intenso trabajo de preparación para la “salida procesional” por la ciudad de Cádiz, donde han tenido que llevar a cabo el traslado de enseres, pasos, etc.. y además allí, concretamente en la Iglesia de Santiago Apóstol se ha celebrado un triduo y un besapie extraordinario previo a la salida procesional de la jornada de hoy.

Jacinto Muñoz destacó que este Vía Crucis Diocesano supone una oportunidad para que la provincia de Cádiz conozca la imagen de Nuestro Padre Jesús Medinaceli, hacia el cual los algecireños procesan un gran fervor y devoción, que se ha hecho patente en Cádiz durante su desfile procesional.