El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha acompañado esta tarde el ministro marroquí para la Reforma Administrativa y Función Pública, Mohammed Benabdelkader, durante la visita que ha girado al Consulado del vecino país una vez finalizada las obras de mejora que han sido llevadas a cabo en el edificio, y que suponen una experiencia piloto a nivel nacional.

En la cita también han estado presentes la embajadora del Reino de Marruecos en España, Karima Benyaich, y el cónsul en Algeciras, Abdelfatah Lebbar, que semanas atrás fue nombrado embajador de su país en México.

Previamente, las autoridades se han desplazado hasta la sede de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, siendo recibidos por su presidente, Gerardo Landaluce. Allí han conocido los planos de las nuevas instalaciones con las que contará el Consulado en el puerto durante el desarrollo de la operación Paso del Estrecho.

Ya en las instalaciones que han sido reabiertas tras los trabajos realizados, ministro y alcalde han descubierto la placa conmemorativa, tras lo que se ha llevado a cabo un recorrido por las instalaciones.

En su intervención en el acto, el alcalde ha puesto de manifiesto las excelentes relaciones existentes entre ambos países, y que tiene una especial traslación en la coexistencia de las dos comunidades a ambos lados del Estrecho.

“La presencia de una importante comunidad de residentes marroquíes en nuestra ciudad hace que Algeciras se haya convertido en un modelo de convivencia intercultural, en un ejemplo de tolerancia y de intercambio entre pueblos, sello éste del que nos sentimos plenamente orgullosos”, ha recalcado Landaluce.

El regidor algecireño ha tenido palabras de reconocimiento para la labor desarrollada por Lebbar durante los casi cuatro años en los que ha estado al frente de la oficina consular, y ha abogado por “seguir caminando juntos y avanzar en materia de cooperación inversora, de desarrollo empresarial, de la seguridad, del fomento de la educación, de la cultura, del deporte, en definitiva, de todos aquellos aspectos que interesan a nuestros conciudadanos”.

Por su parte, el ministro Benabdelkader ha señalado que Algeciras “es un lugar de tránsito para millones de marroquíes, y este Consulado será ejemplo de gestión para atender a una población cercana a las 90.000 personas”, al tiempo que ha agradecido la labor que desarrolla en sentido Landaluce.