Renfe ha anunciado hoy que reforzará el mantenimiento de los trenes de Media Distancia de la serie 598 que circulan entre Algeciras y Granada, después de la petición de retirada de los mismos de alcaldes de Ronda y la Serranía, al registrarse incidentes con los bajos ardiendo en la Estación de Gaucín. Éstos fueron retirados de Extremadura donde también presentaron problemas.

Renfe, que ha precisado que los trenes no están asignados a ninguna zona, ha asegurado que a las revisiones habituales se sumarán diarias una vez lleguen a su destino y que estos trenes serán prioridad en los puntos de Asistencia Técnica en la Línea de esta compañía.

Dos de los trenes de media distancia sufrieron problemas al llegar envueltos en humo hasta la estación de Gaucín, incluso llegando a salir llamas de uno de ellos. Además, el tren Altaria hacia Madrid también sufrió retrasos.

Además, Renfe también niega que los trenes que están sufriendo incidentes hayan sido trasladados desde Extremadura, como había denunciando Podemos y CGT Adif, señalando que «los trenes de la serie 598 que prestan servicio ahora entre Algeciras y Granada circularon con anterioridad en esta misma relación y siguen haciéndolo en distintos puntos de Andalucía, cumpliendo los estándares de fiabilidad y seguridad preceptivos en todos los servicios de la compañía».