Funcionarios de la prisión de Botafuegos tuvieron que tratar hasta a tres internos por sobredosis en la tarde de este pasado sábado, por lo que Acaip-UGT denuncia esta situación y pide más seguridad en el centro penitenciario.

Este pasado sábado sobre las 16.00 horas mientras los internos del módulo de Botafuegos se encontraban en el patio debido a la desinfección de celdas, los funcionarios de servicio observaron como un interno estaba desvanecido, por lo que de inmediato se le trasladó a la enfermería de la prisión. Minutos más tarde también observaron a otro interno, hermano del anterior, con los mismos síntomas y color amoratado, por lo que también fue trasladado, lugar donde reconocieron haber consumido heroína y hachís.

Se extremó la vigilancia atendiendo a los hechos acaecidos, y también observaron a otro interno más con síntomas de estar intoxicado, por lo que también se le traslada al mismo lugar, reconoce que han consumido heroína y hachís, propiedad de uno de ellos, que había comunicado esa mañana con su pareja.

Acaip-Ugt, vuelve a informar a la opinión pública, que: una de las formas de introducir drogas en las prisiones es a través de las comunicaciones de los internos con sus familiares, amigos y allegados, que los fines de semana hay un incremento del número de comunicaciones y visitas, que la prisión de Algeciras presenta un déficit de un 15% de funcionarios y una masificación del 135% de internos y que debido a ello, la seguridad interior de la prisión queda menoscabada.