El alcalde, José Ignacio Landaluce, ha emitido un bando que recoge las normas con motivo de la Feria Real, destinadas fundamentalmente a garantizar la seguridad ciudadana en los días y espacios en los que se aglomeran un mayor número de personas, y a facilitar el discurrir de los acontecimientos previstos.

Así, con motivo de la Cabalgata, se prohibe el estacionamiento de toda clase de vehículos el día 22, en la Avenida Virgen del Carmen, durante los horarios que indicará la Policía Local en la señalización prevista. Tampoco se podrá estacionar en la Avenida Villanueva y calle Catalanes para permitir la concentración de los caballistas.

Igualmente se prohíbe ocupar las zonas verdes y hacer barbacoas, instalar reproductores de sonido y generadores portátiles de energía eléctrica para evitar ruidos molestos y suprimir riesgos de incendios. Sí se permite instalar veladores, mesas y sillas.

Respecto al tráfico en el recinto ferial, se prohibe la circulación y estacionamiento de vehículos en el interior del recinto entre el 21 y 29 de junio, ambos incluisve, excepto los vehículos autorizados para carga y descarga en horario de 7.30 a 13.30 horas, excepto el domingo 23 y el miércoles 26 que será solo hasta las 12.00 horas.

Se suprime el estacionamieto durante el horario del tradicional paseo de caballos, en la calle Volantes.
También el bando se recogen normas sobre el “botellón”, que tan solo podrá realizarse en la zona libre existente en el centro cívico La Reconquista y el colegio Los Alcornocales, dejándose de utilizar para este fin el Llano Amarillo.