Francisco Javier Soler, portavoz local de AxSí, explicó que “el 13 de enero el alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce (PP), afirmó que el arreglo del lucernario se llevaría a cabo en horario no lectivo, de manera que no interfiriera en el funcionamiento normal de las clases ni supusiera peligro ninguno para alumnado, profesorado y resto de usuarios del colegio. Estas tareas tendrían un plazo de ejecución de un mes y serán llevadas a cabo por la empresa Innovia Coptalia”.

Sin embargo, “actualmente se está trabajando en periodo lectivo, es decir se está poniendo el lucernario mientras se imparten clases y sigue la actividad”, informó.

“Landaluce nos ha mentido. Advertimos en abril de 2018 que las obras tenían que ejecutarse en verano, no nos hicieron caso comprometiendo a Junta de Andalucía y Ayuntamiento. En septiembre denunciamos que los colegios seguían manga por hombro y pusimos denuncia a la inspección por la seguridad de los alumnos y las alumnas. No podemos consentir esta situación; ni podemos consentir el nulo mantenimiento de los patios, fuente y el peligro de socavones y objetos punzantes en el patio, así como una climatización extremadamente deficiente ¿Para qué se aprobó en pleno la climatización de los colegios? Landaluce no cumple con la educación pública”.

Carencias en el Centro Especifico de Educación Especial Virgen de la Esperanza

“Esta situación pone en relieve el nulo compromiso de este equipo de Landaluce, atentando contra los derechos sociales, contra los pilares fundamentales de cualquier civilización. La nueva era de patriotas tampoco dice nada, lamentamos que no se consideren parte de esa patria los colegios públicos de Algeciras. Y es lamentable el trato que recibe el Centro Especifico de Educación Especial Virgen de la Esperanza, volvemos hacer un llamamiento a Junta y al Ayuntamiento porque es fundamental la climatización, subsanar deficiencias estructurales y poner en servicio la tan necesaria piscina terapéutica importantísima para estos niños. Todo nuestro apoyo a esos padres y madres por su lucha titánica”, concluyó.