Ecologistas denuncia alta presencia de glifosato en los embalses de la comarca

Agaden recuerda que se trata de una sustancia peligrosas y que puede provocar cáncer

Pantano de Charco Redondo / Foto: AAM

Ecologistas en Acción ha denunciado que las analíticas de glifosato realizadas por los organismos de cuenca durante los años 2017 y 2018, y proporcionados a la organización por el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, confirman “la elevada presencia en nuestros ríos y embalses del herbicida glifosato” en la provincia de Cádiz.

El glifosato es “un producto altamente tóxico que la Agencia Internacional para la Investigación sobre el Cáncer (IARC), dependiente de la OMS, ha clasificado como potencialmente cancerígeno, pudiendo también provocar alteraciones endocrinas. Es un producto tóxico para los organismos acuáticos, con efectos nocivos duraderos”.

Los análisis muestran la presencia de glifosato “en todas las cuencas de nuestra provincia”. En el 34% de las muestras se ha detectado la presencia de glifosato por encima del límite de detección, aseguran. Este tanto por ciento se aproxima a la mitad de las mediciones (41%) en la Demarcación Hidrográfica del Guadalete-Barbate, que abarca la mayor parte de la provincia. El 23% de las muestras analizadas han superado el valor límite de 0,1 microgramos por litro (μg/l) que las directivas europeas de agua subterránea y de agua de boca consideran como el máximo permisible para cualquier plaguicida que no tenga un límite específico, como es el caso del glifosato. Incluso, un 6% de las muestras ha rebasado el valor de 0,5 μg/l que estas directivas consideran como el máximo permisible para la suma de todos los plaguicidas presentes.

Por otro lado, en un punto de muestreo se ha detectado “una concentración de este plaguicida que supone el tercer máximo nacional, una concentración que es varias centenas de veces superior al límite permitido. Se trata del Embalse de Charco Redondo (27,3 μg/l), con el agravante de que abastece de agua potable al Campo de Gibraltar. Otro récord lo ostenta el Arroyo del Águila (7,6 μg/l), junto a su desembocadura en el Embalse de Zahara-El Gastor, en pleno Parque Natural Sierra de Grazalema”.

El grupo ecologista Agaden ha pedido explicaciones. “Tenemos que alármanos y ver la situación grave al tratarse de un informe oficial que afecta con gravedad a Charco Redondo y vamos a exigir que se investigue este alto grado de contaminación”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

tres × uno =

Ir arriba