El Ayuntamiento de Algeciras ha puesto en marcha ocho ludotecas y aulas de apoyo escolar en varias barriadas de la ciudad a través de personal contratado con cargo a los distintos planes de empleo. Así, la teniente de alcalde delegada de Igualdad y Bienestar Social en funciones, Paula Conesa, y el delegado de Fomento Económico y Empleo en funciones, Diego de Salas, han visitado la iniciada en la Iglesia Evangélica de Filadelfia en la avenida Aguamarina.

De esta forma, se han abierto también aulas en las asociaciones de vecinos de La Yesera, “La Amistad” del Tropezón, “La Esperanza” de San Isidro, “Bahía del Mar” de San José Artesano y “La Casita de las Palomas” de San Bernabé, así como en las instalaciones de la Iglesia Evangélica de Filadelfia en el Saladillo y en el aulario de la Delegación de Fomento en la calle Museo del Barrio de la Caridad.

Para ello, el Ayuntamiento ha contratado durante seis meses a treinta profesionales, entre maestros de Educación Primaria, profesores de Educación Secundaria, un pedagogo, un psicopedagogo y dos maestros de Educación Especial.
Las aulas permanecerán abiertas en horario de tarde cuando comience el curso escolar, pero se impartirán en sesiones de mañana durante las vacaciones de verano que comenzarán la próxima semana.

Conesa ha explicado que estas aulas se encardinan como una prioridad para el equipo de Gobierno en funciones, especialmente tras el éxito y la buena acogida que tuvieron el año pasado en que también se desarrolló esta iniciativa con cargo a los planes de empleo. Así, se han rotado los colectivos en los que se ha puesto en marcha para atender a la mayor población posible, siendo además escogida dos sedes de la Iglesia Evangélica de Filadelfia por el elevado número de menores con escasa formación a la que atiende y por las instalaciones con las que cuenta.

Asimismo, la teniente de alcalde en funciones ha indicado que esta actuación está incluida en el Plan Local de Actuación en Zonas Desfavorecidas como objetivo a desarrollar por el Ayuntamiento, con lo que “en este equipo de Gobierno cumplimos uno de nuestros principales compromisos en barriadas”.

Finalmente, Conesa ha destacado que esta iniciativa “es de justicia social, pues todos los escolares algecireños deben tener las mismas posibilidades de acceder a una educación de calidad que les permita desarrollarse personal y profesionalmente y estas ludotecas y aulas de apoyo escolar nos garantizan que aquellos que necesitan de un refuerzo en sus estudios y, por cuestiones económicas, no pueden permitírselo, van a poder salvar sus dificultades y fomentar sus potencialidades. La educación es el verdadero ascensor social y la que aporta la libertad para decidir el propio futuro”.

PIE DE FOTO: Conesa y De Salas junto a los profesores y responsables de la Iglesia Evangélica de Filadelfia