Hace 15 días mediante escrito registrado en el Ayuntamiento de Algeciras por la concejal María José Jiménez Izquierdo, solicitó información sobre las alegaciones de fecha 15 de febrero de 2019 presentadas por el administrador concursal de la Compañía de Vehículos CTM S.L., nombrado por el Juzgado Mercantil número 1 de Cádiz mediante auto de fecha 9 de febrero de 2016 (concurso voluntario 2764/2015), respecto a la resolución del contrato de concesión de la explotación del servicio de transporte colectivo urbano de Algeciras por incumplimiento de la obligación esencial de la Administración.

Dada la importancia y cuantía de este asunto, Entre Todos Algeciras ha esperado una contestación del Ayuntamiento, pero hasta ahora sólo hemos obtenido el silencio por respuesta. «No entiendo esta falta de transparencia del equipo de gobierno y su falta de información a la Corporación, a los medios de comunicación y la ciudadanía», señala la formación.

En dicho escrito considera el administrador que corresponde al Ayuntamiento indemnizar por una serie de conceptos cuya valoración está pendiente de los peritajes correspondientes, aunque en principio parecen ser varios millones de euros.

En concreto, los informes deben determinar el total a pagar a CTM SL según la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía de fecha 27 de junio de 2017, recurso de apelación 234/2016, y los intereses de demora devengados desde que existió la obligación de pagar, es decir, desde el 1 de enero de 2012.

El administrador tan pronto disponga de los citados peritajes procederá a proponer una liquidación del contrato conforme a la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía que ya es firme. Aunque ya señala que “el Ayuntamiento debe indemnizar a la concursada por los siguientes conceptos:

– El pago de las subvenciones de los años 2013 al 15 de enero de 2016, a razón de 853.216,05 euros anuales.

– El pago de la subvención estatal de transporte que la administración haya ingresado por cuenta de CTM y que no haya sido abonada.

– El pago del uso de los autobuses desde la fecha de resolución del contrato el 1 de enero de 2012.

– El pago por el margen comercial o resultado económico razonable que CTM ha dejado de percibir durante el periodo comprendido desde 2012 hasta la actualidad.

– Los intereses de demora devengados por los importes anteriores desde que existía la obligación de pago (01/01/2012)”.

Entre todos Algeciras señala que la falta de transparencia del Gobierno municipal, sobre todo con las deudas, pone en cuestión la gestión de Landaluce de estos años. «Este tipo de deuda NO HA PARADO DE CRECER, y la solución no está en los planes de ajustes, porque para pagar los intereses de planes anteriores volvemos a acogernos a nuevos planes. Todo un despropósito. Necesitamos una buena gestión y pedir responsabilidades a quién administre mal el dinero de todos».