La delegada municipal de Educación, Laura Ruiz, ha presidido una reunión de la Comisión de Absentismo Escolar, la primera del curso, en la que se ha informado sobre los 66 casos de absentismo detectados en el primer trimestre, de los que 44 corresponden a alumnos de Secundaria y 22 a Primaria. Según ha indicado la delegada, de ellos, ya se han corregido 26 casos, y que el equipo técnico de orientación sigue trabajando sobre 34 que entraron más recientemente.

Laura Ruiz ha indicado que lo importante es que se sigue trabajando de manera continuada para erradicar el absentismo escolar en la medida de lo posible y para tratar de rebajar las cifras al máximo. “Sin ser triunfalistas y sin que haya habido bajadas espectaculares, es importante ir mejorando las cifras poco a poco, no bajar la guardia, y cualquier alumno que logremos salvar siempre será una buena noticia”, manifestó.

La delegada destacó la importancia de la prevención y de que cada vez se cuente con más colectivos implicados. Así, agradeció la labor del equipo técnico tanto del Ayuntamiento como de la Junta de Andalucía, al profesorado, servicios sociales, policías Local y Autonómica “que hacen una labor encomiable detectando casos en la calle en horas lectivas”, a la Federación de Padres y Madres, y a todas las ONGs “que trabajan desinteresadamente para facilitar la inserción y por poner freno cuanto antes a conductas que el día de mañana pueden derivar en absentistas”. En este caso, Laura Ruiz hizo mención al caso del colectivo Aires, “que está haciendo un gran trabajo de prevención en los centros a través del programa Marea, detectando conductas anómalas y tratando de corregirlas antes de que se conviertan en absentistas”.

También la delegada se ha referido al Plan de Refuerzo de Alimentos como elemento que contribuye a frenar el absentismo. Según indicó, este año se han tramitado desde la delegación de Educación 150 solicitudes de familias con escasez de recursos para acogerse al citado plan, por el que obtienen subvenciones del cien por cien para el comedor escolar y la merienda. “Este plan de ayudas para las comidas es importante porque también facilita que familias con menos recursos manden a sus hijos al colegios”, señaló Ruiz.