La estiba acusa a APM de incumplir acuerdos que los trabajadores respetan en Algeciras

La naviera planea reducir los tráficos un treinta por ciento el año que viene

Un portacontenedores atracado en APM Terminals / Foto: AAM

El comité de empresa de la Sociedad de Estiba del puerto de Algeciras ha querido dejar claro, mediante un comunicado, que «no hemos incumplido ningún acuerdo y que vivimos en una negociación constante».  «También queremos recordar que tenemos un acuerdo a nivel local firmado en febrero de 2018 de nueve años de duración en el que los trabajadores nos rebajamos un 10% del salario, además de tres años sin subida salarial, y una reducción de la composición de las manos de trabajo», recuerdan.

Este colectivo asegura que «en este acuerdo, a cambio, la empresa APMT se comprometió a traer 2.200.000 contenedores durante la vigencia del mismo (hasta 2027)», asevera. «También está acordado, y así lo dice dicho acuerdo, que éste tiene carácter de convenio y que no se modificará ningún artículo del mismo».

Para los trabajadores «el convenio se tendrá que adecuar a la legislación vigente sólo en las cuestiones técnicas, pero no las condiciones laborales, salvo lo anteriormente descrito», apostillan.

Por lo tanto, «nos parece que aquí sólo incumple, y además anuncia sin ningún reparo su incumplimiento, APMT, Maersk con la colaboración del C.P.E., como últimamente está pasando, siempre con una interlocución desafiante», entienden.

«Ya contábamos con estas estrategias de la empresa APMT de desprestigio para los estibadores y anuncio de desvío de contenedores con la intención de intentar dividir a nuestro colectivo, presionar al comité/sindicato e intentar incidir de manera torticera en el futuro de esta plantilla», denuncian los estibadores, que, por último, dejan claro que «estamos en la obligación de defender un Centro Portuario de Empleo con garantías de futuro para los trabajadores y con garantías de trabajo, y resistiremos hasta conseguirlo», concluye.

Los pasos de Maersk

APM Terminals Algeciras, una de las terminales más grandes del Mediterráneo Occidental y un centro natural de transporte de carga hacia y desde África, Europa y el Lejano Oriente, ha informado que la previsión de tráfico de contenedores de su principal cliente, la naviera Maersk, supondrá una reducción de tráficos del 30% en 2020, alrededor de 700.000 movimientos menos. Estas cifras ya han sido comunicadas al Centro Portuario de Empleo para que elabore su presupuesto del próximo ejercicio.

Con este escueto comunicado, APM Terminals Algeciras soltaba este jueves esta bomba, que confirma los peores temores para este gigante del Estrecho de Gibraltar. Y es que hay otras terminales más competitivas y sobra espacio para contenedores. La amenaza más próxima y temida es sin duda la del puerto de Tánger, donde Maersk ya tiene una segunda terminal en funcionamiento, APM Terminals MedPor Tangier.

Según avanzaba en septiembre la publicación especializada «El Vigía», dicha terminal cuenta con los mismos factores que hasta ahora hacían muy atractivo al puerto de Algeciras: el tamaño, la situación geográfica y la estabilidad.

Otras amenazas son los puertos de Valencia, que ya tiene aprobada una nueva terminal con el doble de superficie que APM Algeciras y Sines, en Portugal, que también tendrá capacidad en unos años para operar 4,7 millones de teus.

Operar a máxima capacidad y reducir un 20% el coste unitario por movimiento hasta al menos 2030 son ahora los retos del Puerto de Algeciras. Maersk y APM Terminals Algeciras ya lo han planteado a instituciones y a agentes sociales. La reducción de salarios parece no estar en peligro, aunque se teme la repercusión que esto pueda tener en el empleo.

La Autoridad Portuaria de Algeciras ya trabaja en el dragado del muelle Juan Carlos I para que puedan operar buques a máxima capacidad. El sector portuario español negocia además el quinto acuerdo marco de la estiba.

Ubicada en la orilla del Estrecho de Gibraltar, lugar estratégico por ser de paso obligado de los buques que operan entre Asia y Europa, APM Terminals Algeciras presta servicio a las líneas marítimas más importantes del mundo, donde operan los mayores buques portacontenedores.

Reacción de CCOO

La sección sindical de Comisiones Obreras en el sector de la estiba del Puerto de Algeciras ha reclamado una salida negociada ante el anuncio de la naviera Maersk Line de reducir en un 30% su actividad planificada para 2020. Para el sindicato, debe negociarse para mantener la paz laboral, el empleo y los salarios toda vez que la posición de liderazgo de Algeciras se ve comprometida por el empuje de puertos como Tánger-Med. La compañía APM Terminals, filial en tierra para las operaciones de Maersk en Algeciras, reclamó el jueves un proceso de diálogo con los sindicatos para mejorar la competitividad de la estiba.

«Solicitamos a las partes implicadas respetar los acuerdos pactados, respetar los calendarios de negociación y, sobre todo, negociar con tranquilidad aunque sin pausa sin dejar cabos sueltos. Por el bien de mantener la paz laboral, los puestos de trabajo, salarios y que en un futuro se puedan crear nuevos puestos de trabajo», ha manifestado la sección sindical de CCOO en la estiba algecireña en una circular a los portuarios.

El sindicato lamenta que durante años no se aprovechara la situación de liderazgo de Algeciras como único gran puerto del Estrecho de Gibraltar. «Durante un largo periodo de tiempo el Puerto ha estado siendo el ombligo del mundo. Se tenía un dominio de poder, debido a la posición estratégica del Puerto de Algeciras. Las partes sindical, empresarial y la administración portuaria han dejado pasar este preciosotiempo para dar un buen impulso no solo a Algeciras, sino a todo el Campo de Gibraltar», reflexionan desde CCOO.

Para la sección sindical, al calor de la bonanza del puerto se podría haber desarrollado más el entorno portuario y empresarial. «Lo único que ha venido desarrollándose en el sector de la estiba ha sido la transformación del sector en diferentes fases hasta llegar a los Centros Portuarios de Empleo con la excusa de estar mejor posicionados o garantizar los puestos de trabajo. Vivimos una realidad muy diferente, los estibadores hemos salido perjudicados en cada una de lastransformaciones», según CCOO. Para el sindicato, «el todos o ninguno que tanto se pronuncio en su día, ya ha perdido su significado».

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − cuatro =

Ir arriba