El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, y los concejales Pilar Pintor, Laura Ruiz, Javier Vázquez Hueso y Jorge Juliá, han acudido este miércoles a la parroquia del Corpus Christi a despedir a los 55 niños que participarán en las colonias de verano que la Hermandad del Rocío de Algeciras organiza por cuarto año consecutivo.

Esta iniciativa social, organizada por el grupo joven de la hermandad, tiene como principal objetivo ofrecer a estos niños, que no tienen la oportunidad de disfrutar de unas vacaciones, hacerlo a modo de campamento juvenil gratuito en la aldea de El Rocío, donde convivirán con más niños y donde disfrutarán de días de playa y piscina, así como de una serie de talleres y juegos didácticos. Se alojarán en la casa de la Hermandad de Pilas, cedida para la ocasión.

El primer edil deseó a los niños un buen viaje y que disfrutasen de esta «hermosa y divertida experiencia, que supone pasar varios días en la aldea almonteña de convivencia».

Durante la despedida, también estuvieron presentes el hermano mayor, Marco Moreno; el fiscal, Daniel Zapata Huertas; el director espiritual de la Hermandad, el reverendo padre Francisco Correo Tocón y varios miembros de la hermandad y del grupo joven en calidad de monitores.

De los 55 pequeños que acuden a estas colonias, 16 proceden de la propia hermandad y los otros 39 vienen de Cáritas Algeciras, del grupo Ángelus Luna de la parroquia del Carmen, de la Fundación Cepaim y del Centro de Protección de Menores.

Landaluce aprovechó la ocasión para destacar el «enorme trabajo social» que llevan a cabo las distintas hermandades y cofradías de la ciudad y felicitó a los organizadores de esta obra social, «que llevan el nombre de Algeciras a lo más alto del ámbito solidario».

Los coordinadores de este proyecto agradecieron al alcalde y a los miembros de su equipo el gesto de acudir a despedir a los más pequeños, así como su apoyo y colaboración que “ha permitido que estas colonias de verano se hagan realidad una vez más”.