Un ‘varilla’ cobra 40 euros y será multado en Algeciras

El aparcacoches ilegal estafa a una pareja de extranjeros en el aparcamiento de Los Delfines
Agentes locales patrullan por la playa de Getares / Foto: AAM

Agentes del Grupo Especial de Playas de la Policía Local de Algeciras intervinieron a requerimiento de dos turistas austriacos a los que una aparcacoches no autorizada había cobrado 40 euros por estacionar su vehículo junto a la playa de Getares, según ha informado el teniente de alcalde delegado de Seguridad Ciudadana, Jacinto Muñoz Madrid.
La pareja extranjera llegó en su vehículo hasta la zona conocida como Los Delfines y tras estacionarlo abonaron la cuantiosa tarifa de cuarenta euros que les pedía una aparcacoches.

A continuación, los dos visitantes de nuestra ciudad dieron un paseo por la orilla de la playa de Getares, donde al encontrarse con los agentes que allí prestaban servicio les indicaron que les parecía algo caro el importe requerido por estacionar el vehículo. Los policías les respondieron que habían sido objeto de una estafa.

La patrulla de policías acompañó a los turistas hasta el lugar donde habían estacionado su vehículo y localizaron a la aparcacoches, quien devolvió la totalidad del dinero que le habían abonado los austriacos, que no quisieron interponer denuncia formal por la estafa de la que habían sido objeto.

Los agentes formularon además una propuesta de sanción a la aparcacoches por ejercer dicha actividad sin autorización municipal, así como otra propuesta de sanción por faltar el respeto a los agentes de la autoridad actuantes.
Muñoz ha destacado la rápida intervención de los policías del Grupo Especial de Playas y ha animado a cualquier persona que haya sido víctima de una estafa, a interponer formalmente denuncia ante las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado competentes, para que sus autores no queden impunes.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
FELIZ NAVIDAD APBA
publicidad