El Consejo de Gestión de la Gerencia de Urbanismo, presidida por el teniente de alcalde Diego González de la Torre, ha dado la aprobación definitiva al estudio de detalle de la Unidad de Ejecución 1 UE2 Plaza del Coral que promueve Metrovacesa, lo que supone un nuevo avance para la planificación y desarrollo urbanístico de esa zona. La empresa tiene prevista la construcción de viviendas, así como actuaciones para preservar los elementos protegidos, dentro de las obligaciones que se derivan del propio estudio de detalle.

También se ha aprobado inicialmente la modificación puntual del texto refundido del PGOU para la UE13 Alamillos, promovido de igual forma por Metrovacesa. Se trata de una rectificación al planeamiento que ya estaba aprobado, debido a un informe de Dominio Público Hidráulico que considera que hay un cauce público que hay que preservar, lo que ha obligado a modificar el trazado de un viario y una rotonda.

Otro de los asuntos ha sido la concesión de licencia para la construcción de ocho viviendas y plazas de aparcamiento en la calle Cabo Finisterre, en el Rinconcillo.

González de la Torre ha manifestado que ha sido un consejo “gratificante” ya que se ha puesto en evidencia que se va superando la crisis en el sector y que comienza a coger auge la construcción de viviendas y la revitalización del Barrio La Caridad. Y ha incidido en que además de la construcción de viviendas en el Rinconcillo y en la Plaza del Coral, también Metrovacesa solicitó licencia para la construcción de un bloque de viviendas en la esquina de la Acera De la Marina con Segismundo Moret y Teniente Riera. “Van a ser promociones importantes en el Barrio La Caridad, donde hacía años que no se edificaba”, manifestó el delegado.

Por otra parte, González de la Torre ha informado sobre otro asunto que ha pasado en el apartado de Asesoría Jurídica, relativo a una sentencia del Contencioso Administrativo 2 que anula parte de una resolución de tipo sancionador por construcción ilegal adoptada por el Consejo de Gestión de la Gerencia de Urbanismo. Según explicó el delegado, dicha resolución se adoptó en el periodo de transformación de la Gerencia de Urbanismo en órgano desconcentrado, lo que se tardó un tiempo en su publicación en el BOP. Por ello, el juez considera que no se había publicado la facultad del consejo para la adopción de la resolución en cuestión. Según ha explicado el delegado, “la anulación es solo parcial, porque naturalmente la construcción a la que se refería era ilegal, lo sigue siendo, y así lo considera el juez, por lo que se puede volver a tramitar el expediente y así se va a hacer”.