Tal y como anunció el alcalde, José Ignacio Landaluce, el consejo de gestión de la Gerencia de Urbanismo ha concedido esta mañana la licencia de obras para la adecuación de un edificio en la calle Amadeo Vives para su uso como residencia de estudiantes.

El delegado municipal de Urbanismo, Diego González de la Torre, ha destacado la necesidad que tiene esta ciudad por contar con un equipamiento de estas características, ya que, tal y como se planteó con el propio rector de la UCA en un encuentro reciente, “viene a cubrir un hueco muy importante como alojamiento de estudiantes en unos momentos en los que la comunidad universitaria se está incrementando por el crecimiento de la Escuela Politécnica. Y unas instalaciones de estas características permitiría atraer a estudiantes de otras provincia españolas”, declaró el delegado.

González de la Torre manifestó que este asunto había sido el más del destacado de la reunión urbanística de esta mañana, en la que también se han concedido licencias para la adaptación de un local para dos viviendas; la construcción de otro de tipo unifamiliar aislado en la calle Castaño; y para una demolición en la calle Agustín Bálsamo.

También se aprobaron licencias para obras e instalaciones en dos locales para actividad de hostelería sin música; así como para proseguir con canalizaciones para la expansión de la fibra óptica.