El alcalde de Algeciras, José Ignacio Landaluce, ha testimoniado su pesar, y el del conjunto de la Corporación Municipal, por el fallecimiento de Manolo Enríquez, una persona muy conocida en el mundo cofrade de la ciudad.

Enríquez, padre del que fuera de vocal de la Junta de Gobierno de la Oración en el Huerto y sacristán de la parroquia, Jesús Enríquez, fue una persona muy vinculada a la feligresía de la parroquia del Santísimo Corpus Christi y al servicio de los demás.

El regidor ha lamentado profundamente su pérdida y ha trasladado su cariño y afecto a todos los familiares y seres queridos del fallecido.