El Gibrexit y las bravuconadas políticas

Por Ignacio Holgado

Ignacio Holgado / Foto: AAM

Tras la salida de Reino Unido de la Unión Europea comienzan las comisiones para negociar las futuras relaciones entre España y Gibraltar, más concretamente el futuro de los más de 10.000 trabajadores españoles en la Roca.

Ante una situación tan delicada, hay algunos políticos que utilizan el llamado popularmente como Gibrexit para intentar tener repercusión mediática, lanzando bravuconadas sin pararse a pensar en que pueden perjudicar el normal desarrollo de estas negociaciones.

Ya estamos acostumbrados a los hooligans de extrema derecha que utilizan «mensajes patrióticos» para incendiar las relaciones diplomáticas, el último en unirse a estos neofascistas ha sido el eurodiputado Cañas que ha culpado a la colonia británica de los males que golpean a la comarca del Campo de Gibraltar.

Jordi Cañas ha demostrado una bajeza política injustificable además de un desconocimiento total de las necesidades de la zona, parece mentira que un representante europeo se tome a la ligera un asunto tan transcendental para muchas familias de la comarca.

Los campogibraltareños debemos exigirle al jefe del eurogrupo de Ciudadanos que llame al orden a su compañero de filas y solicitarle que trabaje para que la Unión Europea invierta más en nuestra región, ya que es conocido por todos que muchas de las carencias que sufrimos es debido a la falta de infraestructuras y políticas activas de empleo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

nueve − siete =

Ir arriba