‘Las luces del gobierno de Landaluce’

Artículo de opinión realizado por Ignacio Holgado

Ignacio Holgado / Foto: AAM

Las últimas semanas han estado marcadas por el temor a la implantación de nuevas medidas restrictivas, debido al adelanto de la segunda ola de la pandemia del coronavirus que estamos sufriendo. Vivimos en un continuo sinsentido provocado por la falta de liderazgo de nuestros gobernantes que no se ponen de acuerdo en cómo afrontar esta crisis sanitaria.

Los comerciantes y, especialmente, los hosteleros de nuestra ciudad han lanzado un SOS a las administraciones debido a la falta de ingresos provocada por una temporada de verano pésima. Pasan por una situación muy delicada y reclaman ayudas que les pueda permitir mantener abiertos sus negocios, más aún, cuando los expertos sanitarios auguran el recrudecimiento de la pandemia en los próximos meses.

Dan por perdida la Navidad y solicitan una reacción urgente por parte del Ayuntamiento, han instado al Alcalde a decretar la exoneración de algunos impuestos como la tasa por instalación de terrazas, algo que ya han llevado a cabo en otros municipios. A lo que ha contestado el primer edil afirmando que no está en su mano porque es «ilegal quitar impuestos a unos sí y a otros no».

Esta postura inflexible de Landaluce unida a las declaraciones realizadas por el delegado de Comercio exponiendo que «no puede prometer nada que no pueda cumplir» en relación a la exención de tasas a los comerciantes del mercadillo, deja entrever la nefasta gestión del gobierno local ante la crisis económica y social generada por el Covid-19.

Y para rematar tienen la gran idea de aumentar el gasto en las luces de Navidad en un 57%, argumentando que estas fechas tan señaladas «deben servir de revulsivo para la economía de la ciudad» cuando todo apunta a que los próximos meses van a ser muy duros. Luces tienen pocas en el equipo de gobierno, algún iluminado sí que hay que sigue sin darse cuenta que es necesario tomar medidas paliativas frente a la crisis del Covid-19 y no malgastar el dinero del contribuyente.

Urge modificar las ordenanzas fiscales, cuyo principal objetivo sea bonificar las tasas que afecten directamente a hosteleros y comerciantes; algo en lo que incidí en numerosas ocasiones junto a la revisión del callejero fiscal, cuya necesidad corroboró el director de gestión tributaria y que el gobierno local se comprometió a implementar hace ya dos años.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × 4 =

Ir arriba