‘Vida municipal sin agua’

Artículo de opinión realizado por Rafael Fenoy Rico
Rafael Fenoy / Foto: AAM

Difícil la existencia de vida municipal cuando las gentes hace tiempo se marcharon.  ¿Por qué se fueron?  – ¿No lo sabe Vd?  – Le cuento: Pues se produjo un cambio en el clima, comenzó a llover cada vez menos cada año, sin embargo, ningún político quería asumir la responsabilidad de adoptar decisiones antipopulares que supusieran racionalizar los consumos de agua. Como tampoco se pusieron en marcha medidas que aportaran agua, por ejemplo, potabilizada del mar, los pantanos se fueron secando.

Sin agua no hay vida. Primero la agricultura se hizo inviable, miles de hectáreas de plantaciones se secaron, cerraron las empresas que precisaban agua, toda la hostelería, todas las empresas auxiliares igualmente cerraron, los comercios dejaron de vender productos, las empresas de servicios, gestorías, agencias de todo tipo, perdieron casi toda la clientela y tuvieron que cerrar. Comenzó un éxodo constante de población hacia lugares lejanos donde se decía había agua. Quedaron desiertas las aulas de los centros educativos, que también cerraron y por ultimo los centros de salud que dejaron de tener usuarios. En fin, un panorama que ya está produciéndose y sin embargo nadie, con poder, mueve una sola ficha.

Las mesas de la sequía vienen reuniéndose desde hace años sin que se adopten medidas que resuelvan la grave desertización. El 27 de abril de 2018 el conocido político Alfonso Guerra, en una entrevista de la fundación Joan March, apuntaba como un grave problema, entre otros, que debería sin demora abordarse: La sequía.  No habrá en esta España de abril de 2023 (5 años después) quien no confiera a este asunto el rango de urgente a abordar.  Y la pregunta es, si mentes preclaras las ven de venir ¿por qué no se ha producido una política de estado contra la sequía? El PSOE (por lo de Alfonso) tiempo ha tenido y sigue teniendo.

Para más inri en esta tierra tan especial, se ha vendido y se seguirá vendiendo agua,  a partir del 1 de enero de 2024, a la empresa malagueña Acosol (empresa pública perteneciente a la Mancomunidad de Municipios de la Costa del Sol Occidental (Benahavis, Benalmádena, Casares, Estepona, Fuengirola, Istán, Manilva, Marbella, Mijas, Ojén y Torremolinos). ¿cómo se puede vender lo que no se tendrá? Porque lo asombroso es que quienes deciden sobre el agua piensan que esto del cambio climático no existe y que esta tierra seguirá recibiendo los aportes de lluvia como hasta hace unos años.  ¿por qué no acaban concluyendo que nos enfrentamos a una sequía permanente?  ¿Por qué Acosol no pone pié en pared y comienza a autogestionarse, sin contar con los recursos hídricos de zonas colindantes?  Si de verdad se desea hacer frente a las malignas consecuencias del cambio climático ya se está tardando en adoptar al menos dos grandes decisiones: A) Acometer sin demora un ambicioso plan de repoblación forestal comenzando en zonas de especial incidencia.  Cada año habrá que plantar decenas de miles de árboles y cuidar su desarrollo.

No basta con plantar pues animales herbívoros pueden acabar con las plantas y estas también requieren agua.  B)  Aprovechar al máximo toda el agua disponible y eso requiere:  b.1. Conservar las conducciones, mejorar las captaciones. b.2 Mejorar los sistemas de recogida y embalses. b.3. Racionalizar los consumos y usos. b.4. Canalizar el 100% de las aguas residuales a las depuradoras y reutilizar las aguas recicladas. Que serán reutilizadas constantemente previa depuración. b.5 Comenzar construcción de plantas potabilizadoras de agua del mar. Un ejemplo muy cercano, puede consultase en el enlace de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir – Ceuta, que ofrece la historia del abastecimiento de la ciudad de Ceuta. Desde 1995 puso en marcha ante “la insuficiencia de recursos propios y como alternativa, …  la construcción de una Instalación Desalinizadora de Agua de Mar, con una capacidad de 16.000 m3/día, finalizando en 1997. Con posterioridad fue ampliada hasta alcanzar los 22.000 m3/día… En 2010 la Desalinizadora de Agua de Mar se encuentra en un proceso de ampliación que supondrá un aumento de 10.000 m3/día.”

Con esto se puede atender los “29.500 m3/día, de los cuales el 75 % es suministrado por la Instalación Desalinizadora de agua de mar y un 25 % es suministrado por los embalses del Renegado e Infierno a través de la Estación de Tratamiento de Agua Potable”. La vecina Gibraltar hace lo propio e incluso planea “construir una tubería que conecte el Peñón con España para evitar la falta de agua”. La prudencia aconseja a aprender de las experiencias. Y en este tema vital del agua urge adoptar decisiones de futuro. Toca hacer los deberes e invertir recursos para garantizar la vida en este territorio. Además, la empresa Aqualia (que es quien gobierna Emalgesa) debe asumir que no es posible ganar dinero con el agua. Porque el agua pertenece al pueblo. Y ahora más que nunca NO TIENE PRECIO

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
ALGECIRAS ADIVÍNALO
publicidad