El ministro del Interior en funciones, Fernando Grande-Marlaska, ha agradecido la labor que realizan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y destaca que el Plan de Seguridad puesto en marcha en julio de 2018 en el Campo de Gibraltar “ha tenido y está teniendo éxito”, ya que “el Estado de Derecho y el principio de legalidad se ha vuelto a hacer efectivo en el Campo de Gibraltar».

Para Marlaska, el termómetro que mejor valora la situación es el de las asociaciones de lucha contra la droga y la sociedad civil. Además asegura que las medidas de este Plan de Seguridad no son las únicas tomadas por el PSOE, que sigue apostando por la seguridad en la comarca, “ya que en noviembre aprobó este Gobierno un Plan Especial con una inversión cercana a los mil millones, que se vio frustrado porque, casi todo el elenco parlamentario a excepción del PSOE, no quiso que se tramitaran los Presupuestos Generales del Estado. Después de la respuesta del pueblo español el 28 de abril, la inversión en Cádiz, en concreto en el Campo de Gibraltar, será mucho más fácil y cercana”.

A pesar de ello, se ven los resultados con la constitución de nuevos juzgados, dos en Algeciras, uno en San Roque y otro en La Línea. Además de once plazas más en Fiscalía, tres en concreto para la lucha contra el narcotráfico. Ahora se está a la espera de la infraestructura para la ubicación y los medios que dependen de la Junta de Andalucía y que Marlaska asegura “estar convencido” de que la cooperación entre administraciones seguirá hacia delante.

El ministro del Interior en funciones ha visitado la ciudad con motivo del inicio de la Operación Paso del Estrecho que tiene lugar del 15 de junio al 15 de septiembre por el que millones de personas residentes en Europa cruzan al norte de África en sus vacaciones estivales. Marlaska ha reconocido que es “un dispositivo absolutamente complejo” con más de 20.000 personas trabajando por garantizar la seguridad y permitir el paso de más de 3 millones de personas y 700.000 vehículos que cruzan el Estrecho.

El Puerto de Algeciras acoge el 75% del tránsito, por lo que este año se han aumentado los medios con nueve carriles y mayores cabinas de apoyo. Ante la falta de agentes criticada por el sindicato de Policías, el ministro asegura que ante la OPE se han incrementado los dispositivos en un 11%, con 818 agentes más: 717 policías nacionales y 111 guardias civiles. “El año pasado  eran 729 entre ambos cuerpos, este año 818. Si fuera necesario se ampliaría ese número”, ha asegurado Marlaska.

La Operación Paso del Estrecho coincide en el tiempo con la época de mayor tránsito de inmigración irregular del año, para el que el ministro indica que se encuentran preparados con la aprobación en el pasado Consejo de Ministros del Plan Verano para el que “se han adoptado todas las medidas necesarias. Este año hemos hecho un trabajo importante interministerial en política migratoria. A día de hoy, los números son menores que el año pasado en estas fechas”, ha comentado el ministro del Interior, quien trabaja por una “inmigración segura, legal y ordenada”, por lo que tiene que haber mucha cooperación entre la Unión Europea y los países de origen.

Para el ministro del Interior la lucha contra la inmigración irregular se materializa en dos actuaciones clave: en primer lugar “la lucha contra la inmigración ilegal y hacia una migración segura, legal y ordenada tiene que ser una política común de la Unión Europea en la colaboración y coordinación con los países de origen y tránsito” y, en segundo, se debe “luchar contra las mafias que trafican con los inmigrantes y los someten a situaciones de esclavitud”, asegurando que colaboran con Marruecos para que se desarticulen allí prácticamente a diario a estas mafias.

En cuanto a los plazos de devolución, Marlaska ha insistido en que “los inmigrantes deben ser internados cuando haya una creencia razonable de que va a ser posible su retorno. Hay que recordar que no han cometido ningún delito, no creemos que haya de haber un internamiento indefinido. A una persona no la vas a internar si el país de origen no lo reconoce como nacional, no se le puede tener internado indefinido porque no ha cometido ningún delito”.