El PSOE pregunta por impuestos de plusvalía y el PP dice que confunde

Los socialistas lamentan que no se presente una reforma del callejero comercial
Silva en un acto. / FOTO: AAM

El Grupo Municipal del PSOE de Algeciras ha reclamado hoy en la comisión de Hacienda que se le remita un estudio económico completo para justificar por qué el gobierno local modifica el impuesto de plusvalía y no se acoge a los márgenes mínimos, sino a los máximos. Dicha modificación se tratará en el próximo pleno ordinario. 

“Exigimos contar con un estudio lo más actualizado posible porque el mercado inmobiliario no solo ha pasado por la pandemia, sino que ahora afronta las consecuencias de la guerra de Putin. Hay que modificar el impuesto para acogerse a la reciente sentencia sobre cobro de plusvalías por los ayuntamientos, sin duda, pero es necesario examinar bien si podemos reducir o no su impacto en las familias”, afirma el viceportavoz municipales socialista, Fernando Silva. 

La modificación propuesta por el gobierno local del PP no introduce coeficiente reductor que pondere la actualización de los valores catastrales hasta un 15%, y se mantiene en los máximos que permite el real decreto dictado por el Gobierno central el pasado mes de noviembre de 2021. Tampoco modifica el tipo de gravamen vigente en Algeciras, que se sitúa en el 25%. 

“Estamos ante una prueba más de la demagogia de Landaluce, a quien se le llena la boca a la hora de pedirle a otros que bajen los impuestos, y que ahora tiene la ocasión de hacerlo con un impuesto de su competencia y no lo hace. Tampoco querrá explicarlo, obligado como ésta a no plantearse bajadas por su nefasta gestión económica, que ha llevado la deuda municipal con bancos a cifras de récord histórico”, señala Fernando Silva. 

Los socialistas lamentan que el gobierno de Landaluce no afronte con rigor y seriedad un debate sobre la fiscalidad local en Algeciras, y que ni que tan siquiera presenten una reforma del callejero comercial en Algeciras. 

“No es verdad ese mantra de que han reducido la presión fiscal en estos años. Y siguen manteniendo una clasificación del callejero en la que mantienen con altos coeficientes a la hora de pagar impuestos calles que han perdido la gran mayoría de sus comercios, mientras en otras donde ha crecido la actividad comercial se paga menos. Es un sinsentido, injusto para muchos pequeños y medianos empresarios”, sostiene el viceportavoz municipal del PSOE. 

El Grupo Municipal socialista también ha cuestionado en la comisión de Hacienda que la propuesta del PP fije para siempre que cualquier modificación del impuesto de plusvalía siga manteniendo los márgenes máximos. 

Respuesta popular

La concejal delegada de Hacienda, María Solanes, ha acusado al viceportavoz municipal socialista, Fernando Silva, de “intentar querer engañar a los algecireños cuando habla de la plusvalía, demostrando que no se sabe bien para qué acude cada semana a la Comisión Informativa de Hacienda y Personal”.

En relación a este impuesto, la edil quiere dejar claro que “el equipo de Gobierno que desde el año 2011 lidera como alcalde José Ignacio Landaluce no ha parado ni un solo momento de trabajar para reducir la presión fiscal que pesaba sobre los algecireños, y lo estamos consiguiendo, con muchos esfuerzos, pero lo estamos logrando”.

Así, explica que el Texto Refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales no exige la elaboración de estudio económico alguno que justifique la modificación de este impuesto. No obstante lo anterior, y dado el alcance de la modificación introducida en este norma por el Real Decreto Ley 26/2021, con motivo de la elaboración del presupuesto municipal para 2022, en el informe de previsiones elaborado por el Departamento de Gestión Tributaria, se puso de manifiesto un exhaustivo informe sobre el impacto que tendría sobre los recursos procedentes de la plusvalía la modificación introducida en la Ley, suponiendo una merma del 12 % sobre lo recaudado en años anteriores “por lo que vamos por delante de lo que pomposamente reclama el señor Silva, que sigue sin enterarse de nada”.

Sobre la aplicación de coeficientes reductores en el pago de este impuesto, aclara Solanes que “en la propuesta a la modificación del impuesto se hace constar que sobre la revisión del catastro del ejercicio 2008, durante los ejercicios 2015 y 2016 a propuesta de este Ayuntamiento se aplicaron respectivamente coeficientes de reducción del 0,78 y 0,77 lo que supuso una reducción de los valores catastrales a todos los inmuebles del municipio un 40 %. Igualmente el tipo impositivo que en 2011 estaba fijado en el máximo legal (30 %), en el ejercicio 2013 se redujo a un tipo del 25 %, y además, en 2018, se introdujo una bonificación de hasta el 75 % para los inmuebles heredados por cónyuges e hijos y que constituyen vivienda habitual”.

“Es decir, en relación con esta cuestión, este Ayuntamiento, precisamente ha sido más que sensible y consecuente con la evolución del mercado inmobiliario puesto que ha adoptado medidas de reducción de la carga impositiva por este impuesto. Es evidente, que si con los coeficientes propuestos ya se va a producir una merma recaudatoria, implícitamente ya se está produciendo una rebaja fiscal. Para que no se hubiese producido esta merma, se podría haber vuelto a subir el tipo impositivo hasta el 30 % (máximo legal) cuestión que no se ha hecho”, subraya la delegada de Hacienda.

Finalmente, Solanes considera que “pocas lecciones de economía y ahorro pueden darnos el señor Silva y sus compañeros socialistas, porque más de una década después de que los algecireños les hiciesen salir del Gobierno municipal continuamos pagando facturas y pleitos acordes con el despilfarro del que siempre hicieron gala, y que por ejemplo, llevó a que los colegios de la ciudad no tuviesen en sus servicios papel higiénico. Ahora, mal que les pese, todo ha cambiado a mejor, y así lo vamos a seguir haciendo”.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Noticias con rigor
‘PACO DE LUCÍA 2022’
publicidad