El PSOE de Algeciras y el sindicato CSIF solicitan al Ayuntamiento la subrogación de los trabajadores de CTM tras el auto de la jueza de lo Mercantil nº1 de Cádiz, en el que no se autoriza la venta la empresa a Algesa.

Los socialistas se han reunido con el comité de empresa del servicio de autobuses urbanos para mostrarles todo su apoyo ante la situación que atraviesan los trabajadores, que se encuentran en un limbo del que esperan salir el próximo lunes tras la reunión con el nuevo equipo de gobierno.

Durante el encuentro, ambas partes han estudiado el auto de la jueza encargada del concurso de acreedores de la empresa concesionaria del servicio en nuestro municipio. CTM se mueve en la incertidumbre del proceso concursal y la antigüedad que acumula el material de trabajo con el que se cuenta en el servicio de autobús urbano en la actualidad, que los propios trabajadores califican de insuficientes.

El secretario general del PSOE, Juan Lozano, ha manifestado su preocupación por la situación actual, mostrando todo su apoyo a los trabajadores. Lozano se ha comprometido a mantener el diálogo y a seguir trabajando por el objetivo común, que es la mejora del servicio y de la situación laboral de los trabajadores.

“El servicio de transporte urbano es vital para Algeciras, son muchos los vecinos y vecinas que utilizan los autobuses para desplazarse por la ciudad a diario. El mantenimiento de este servicio es primordial, al igual que su mejora”, ha indicado el secretario general del PSOE.

CSIF señala que la jueza considera insuficiente la oferta realizada por Algesa, de modo que se autoriza la liquidación de la empresa de transporte, con el consiguiente riesgo para trabajadores y servicio de transporte público.

Para evitar riesgos innecesarios a los trabajadores, que llevan soportando una situación muy desagradable desde el año 2015, cuando el Grupo Ruiz presentó concurso de acreedores, es necesario que a la máxima brevedad y con todas las garantías legales se realice la subrogación del personal del transporte público de CTM a la empresa municipal Algesa. Esta medida, a juicio de CSIF, supondría garantizar el servicio de manera más rentable a las arcas municipales y poder aplicar el acuerdo de mejoras que se firmó en febrero por parte de responsables municipales, Algesa y sindicatos, que venía a paliar la precariedad de las condiciones laborales de los trabajadores del transporte urbano.

Desde CSIF se quiere recalcar la profesionalidad y buen hacer de los trabajadores que en una situación muy complicada han hecho posible el funcionamiento del servicio en beneficio de los ciudadanos.