El Tratado Fiscal sobre Gibraltar, adelante entre críticas de ‘renuncia’ a la soberanía

El Gobierno dice que persigue el contrabando y los grupos, que gana el Peñón

La ministra de Exteriores se dispone a intervenir en el Congreso hoy / Foto: AAM

El Tratado Fiscal sobre Gibraltar, firmado por los Gobiernos de España y Reino Unido en marzo de 2019, ha iniciado este jueves su tramitación parlamentaria tras superar en el Pleno del Congreso una enmienda a la totalidad presentada por Vox y que ha recibido el apoyo del PP.

La enmienda, que pedía al Congreso que no ratifique el acuerdo, ha obtenido el apoyo de 138 votos y siete abstenciones y ha sido re ha sido rechazada por una mayoría de 201. Ahora, el Tratado seguirá su trámite en la Comisión de Exteriores y la previsión del Gobierno es que la ratificación esté completada antes de octubre.

El acuerdo lo ha defendido en la Cámara la ministra de Asuntos Exteriores, UE y Cooperación, Arancha González Laya, que ha descrito el tratado como «muy beneficioso» para España y ha subrayado a los dos partidos conservadores que «no supone cambio alguno en la posición española» sobre la soberanía de Gibraltar.

De hecho, ha incidido en que el objeto del acuerdo es exclusivamente fiscal, que se firmó con el Gobierno británico y no con «ninguna autoridad local de Gibraltar». También que incluye una cláusula que preserva la posición de España «en relación al contencioso».

Es más, González Laya ha subrayado que la propia enmienda de Vox «reconoce las ventajas que dicho acuerdo otorga a España» porque «pondrá coto a la elusión fiscal por parte de personas físicas y sociedades que viven y operan en España pero que son residentes fiscales de Gibraltar».

Ante los llamamientos de PP y Vox a defender la soberanía, ha afirmado que lo que se ha hecho es aprovechar una «oportunidad única para resolver una cuestión mayor relativa a la soberanía de España, que es la soberanía fiscal».

Gobierno y oposición se critican con dureza

Sin embargo, para la ‘popular’ Valentina Martínez Ferro, lo que ha hecho el Gobierno es «consolidar un régimen fiscal contra el que hasta ahora han luchado todos los gobiernos independientemente de su color político», un «edén fiscal». A su juicio, el Gobierno debería mostrar «ambición» y pelear para que Gibraltar, ahora que Reino Unido no es miembro del club europeo, sea incluido en la lista de paraísos fiscales de la UE.

El acuerdo, ha advertido, consolida la exención fiscal de las sociedades offshore, reconoce ciertas estructuras de Estado y crea un comité de coordinación que sienta «en pie de igualdad» a representantes de España y de Gibraltar y que eso debilitará la posición española si quiere recurrir a instancias internacionales.

Pero además, ha dicho que el acuerdo «rompe la posición tradicional de España» sobre el Peñón y «uno de los consensos más antiguos» en política exterior. La descolonización, ha subrayado, «no es un tema de izquierdas ni de derechas, sino un mandato de la ONU» y hasta ahora la soberanía sobre Gibraltar era «un asunto de Estado».

De hecho, ha reprochado al Gobierno que haya «alterado los términos que comprometen el futuro de España» sin ni siquiera llamar a la oposición». «No engañen diciendo que nos tienden la mano cuando las tienen atadas a la espalda», ha dicho, aludiendo a los acuerdos del PSOE con Podemos y ERC.

La enmienda de Vox la ha defendido el diputado Agustín Rosety, que ha tildado del acuerdo de «tratadito» con el que España «blanquea el paraíso fiscal» y, aunque evitará la evasión fiscal por parte de quienes viven y operan en España, no pone coto a los privilegios fiscales de los gibraltareños.

En su opinión, el acuerdo «puede parecer beneficioso para España», pero es «una victoria ridícula, porque el principal problema fiscal de Gibraltar no es el de la residencia fiscal, sino el de miles de personas que pasan todos los días la Verja sin ningún tipo de control y se benefician del diferencial de impuestos indirectos» entre los dos territorios.

Y además, ha añadido, no resuelve el hecho de que los trabajadores españoles «seguirán siendo discriminados y excluidos de hecho del generoso sistema de bienestar gibraltareño» y «cuando se jubilen recibirán una pensión ridícula». Así, ha llamado al Ejecutivo a aprovechar que es la economía gibraltareña depende de España y no al revés.

La ministra ha recalcado que otros problemas están abordados en los cuatro memorandos de entendimiento firmados en el marco de la acuerdo del Brexit. A modo de ejemplo, ha señalado que va por buen camino el acuerdo para que el próximo 30 de junio el precio medio del tabaco en Gibraltar tenga un diferencial con el precio de la Península y de Canarias no superior al 32%.

El rechazo de PP y Vox ha motivado duras críticas por parte del PSOE y de Unidas Podemos, que han acusado a ambos de oponerse a un acuerdo que va a combatir la evasión fiscal. Lucía Muñoz (Podemos) ha tachado a Vox de «fuerza reaccionaria» cuyo cometido es «impedir cualquier acuerdo que vaya a favor redistribuir la riqueza» y financiar los derechos sociales de todos.

Muñoz también ha dicho a Vox y PP que tienen en sus filas «personas con títulos nobiliarios» y que si también a ellos el Rey «les ha convencido para dar pan y leche a los pobres». «Leí esa noticia y pensé que me había despertado en la Edad Media, en el siglo XI», ha dicho, añadiendo que «en el siglo XXI la redistribución de la riqueza no funciona así».

«Los que se llevan el dinero a paraísos fiscales lo hacen con una banderita en la muñeca y ahora también en la mascarilla», ha dicho el socialista Alfonso Rodríguez Gómez de Celis.

Ciudadanos ha respaldado hoy en el Congreso el acuerdo fiscal entre Reino Unido y España con el Campo de Gibraltar al considerar “desde el punto de vista fiscal que se trata de un acuerdo muy importante y beneficioso para España”, así lo ha puesto de manifiesto la diputada nacional de Ciudadanos (Cs) por Cádiz, María del Carmen Martínez, quien ha defendido la postura de la formación naranja en relación a este tratado.

“Gracias a este acuerdo se podrán solucionar en gran parte, los actuales problemas de merma fraudulenta de ingresos fiscales en detrimento de España”, ha indicado Martínez destacando en sus declaraciones que “es muy necesario poner en marcha este acuerdo, que lleva ya un año de retraso, para evitar la competencia desleal entre negocios situados a un lado y a otro de la verja”. “Para Ciudadanos supone un ejercicio de transparencia entre Gibraltar y España, el control fiscal español sobre lo que ocurre en Gibraltar en lo que afecta a España, y un intercambio real de información sobre la colonia, lo que es un grandísimo avance con relación a la situación de hoy”, ha subrayado.

La diputada andaluza ha resaltado que “este acuerdo fiscal es uno de los instrumentos más importantes para poder negociar bilateralmente con Reino Unido el estatus de Gibraltar, y lo más importante, es que contribuya a solucionar los problemas serios a los que se enfrenta el Campo de Gibraltar por el estatus especial del Peñón”.

Respecto a la enmienda presentada por VOX, la diputada naranja ha declarado que “si nos ceñimos al contenido del acuerdo, VOX reconoce en la propia enmienda que las previsiones del mismo son muy favorables para España”, y ha acusado a VOX “de aprovechar el tratado sólo para reabrir el debate sobre la soberanía del Peñón, lo que es un asunto ajeno al propio tratado y su debate resulta improcedente”. La diputada ha querido recordar a VOX que “como gaditana que soy, sé perfectamente cuáles son los problemas reales de mi provincia y uno de ellos es tener el puerto más importante de España y Europa y, sin embargo, ningún gobierno ha sido capaz de luchar por el proyecto de conexión de Algeciras- Bobadilla, así que dejamos claro que todo lo que sea beneficioso para la provincia de Cádiz contará con el respaldo de Ciudadanos”.

Martínez ha aclarado que “lo que se ha pretendido hoy es aprobar un acuerdo fiscal incuestionablemente beneficioso para los intereses de España y para las comarcas vecinas del Campo de Gibraltar”, y ha concluido su intervención dejando claro que “en Ciudadanos estaremos vigilantes en el control sobre las autoridades de Gibraltar para garantizar que se cumplen los acuerdos firmados con España”.

PSOE

La diputada del PSOE en el Congreso y portavoz adjunta del Grupo Socialista en la Comisión  de Asuntos Exteriores, Gemma Araujo, ha saludado la ratificación hoy, por parte de la Cámara Baja, “del acuerdo internacional sobre fiscalidad relativo a Gibraltar que el 1 de marzo de 2019 suscribieron los gobiernos de España y Reino Unido”. A la par, ha considerado que “este acuerdo servirá para potenciar a los municipios de la comarca del Campo de Gibraltar y, además, garantizará una correcta aplicación del derecho de la Unión Europea y posibilitará, en el futuro, una relación más equilibrada y menos perjudicial para ellos”.

En este sentido, ha resaltado las palabras de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, quien, durante su intervención en el pleno del Congreso, ha subrayado que “gracias a este acuerdo Gibraltar no se consolidará como un paraíso fiscal, así como se ponen en valor los cuatro memorandos aprobados el 29 de noviembre de 2018 y que, además del capítulo fiscal, recogían aspectos vinculados al tabaco y otros productos, el medio ambiente, la policía aduanera y, por supuesto, la ciudadanía”.

Del mismo modo, la diputada del PSOE ha reiterado que “se trata de un acuerdo firmado exclusivamente por los gobiernos de Londres y Madrid, es decir, de carácter bilateral, sin participación de las autoridades gibraltareñas”. En esa línea, lo ha calificado como “un acuerdo histórico, porque se trata de la primera vez que ambos países suscriben un documento de esta naturaleza con el propósito de dar solución a este problema de la soberanía fiscal y poner fin a las posibles irregularidades que se hayan podido cometer”.

También Araujo ha aseverado que “la plena transparencia con la que se ha hecho garantizará que los términos de este acuerdo estén avalados por el establecimiento de un régimen de cooperación mutua, así como por la creación de un órgano administrativo cuyo fin será solventar cuestiones relacionadas con la residencia fiscal y que dará la razón a España en caso de duda”.

Finalmente, ha manifestado que “este acuerdo amplía y mejora las bases del tratado de salida de Reino Unido de la Unión Europea”. Además, ha añadido, “gracias a él, España ha tomado una gran relevancia en el mismo”. Por todas esas razones, ha coincidido Araujo con la ministra a la hora de destacar que “con acuerdos como éste demostramos que, más allá de la cuestión de la soberanía territorial, se pude trabajar conjuntamente para solucionar otras del día a día que afecta a la ciudadanía”. En este contexto, la diputada socialista ha concluido criticando a “los grupos políticos que solo enarbolan la bandera del contencioso territorial, porque, como es bien sabido, muchos de los que defienden ese discurso luego usan Gibraltar para sus fines fiscales”.

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

17 − once =

Ir arriba