“Si hay una valla cochambrosa que algunos saltan cada dos por tres, que nuestra frontera se mejore con un muro o con lo que sea necesario para que no se pueda saltar”, pide el presidente de Vox, Santiago Abascal, en un acto celebrado en Algeciras “en defensa de las fronteras” y la aplicación de políticas contrarias al fomento de la inmigración ilegal.

Abascal afirma que el discurso de Vox “dice lo que piensan millones de españoles y ningún político del Congreso se atreve a decir”. El presidente de la formación expresa que “no estamos obligados a permitir la entrada en nuestra casa a los que acceden pateando las puertas y a quienes nos están protegiendo” y denuncia las “ineficaces” vallas de Ceuta y Melilla:

El dirigente de la formación de ultraderecha también quiere que “la Guardia Civil y la Policía Nacional puedan utilizar el material antidisturbios para defenderse y para defendernos”. Santiago Abascal propone poner fin al efecto llamada para que “quien entra ilegalmente en nuestras fronteras sea inmediatamente deportado y que se ponga fin a ayudas sociales a inmigrantes ilegales que luego se les niega a muchos españoles con necesidades”. “Una inmigración que no se regule bajo las necesidades económicas de España ni se integre no es inmigración, es invasión. La primera obligación de los gobernantes es proteger las libertades y la seguridad de sus gobernados”, señala.

Apertura de expediente

La subdelegación del Gobierno en Cádiz ha comunicado la apertura de un expediente a Vox tras el mitin celebrado en la Plaza Alta sin autorización. Cabe recordar que la formación había recurrido en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía el pasado martes la negativa a la solicitud de celebración del acto por supuestos motivos “extraordinarios y graves” al no poder celebrar el encuentro en un hotel.