FAPACSA ha presentado ante la Delegación Territorial de la Consejería de Medio Ambiente sus consideraciones al borrador del Plan Especial de Ordenación de la Zona de Servicio del Puerto Bahía de Algeciras en el municipio de Algeciras, en la fase de consultas previas.

Indica la Federación que dicho Plan fija los espacios, los usos, las reservas portuarias, las normativas urbanísticas, los espacios de relación puerto-ciudad, etc. en toda la zona que el Puerto considera de Servicio, así como la afectación ambiental, económica, etc., que ello puede llevar aparejada. De ahí que es importante las alegaciones de los ciudadanos y público interesado, aunque, como en el caso de la Federación, no hayan sido consultados.

También indican, es importante la posición del Ayuntamiento de Algeciras al estar muchas de las cuestiones relacionadas directamente con el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) y con la relación puerto-ciudad de algunos de los espacios de encuentro entre ambos.

Indica, la Federación vecinal, que el Plan nace tarde y sin sentido: primero porque ya se ha hecho prácticamente todo el desarrollo posible sin ese requisito legal marcado por la Ley de Puertos y poco queda por ordenar. Segundo porque se pretende dividir lo indivisible pues, a diferencia del Plan que se elaboró en 1997 (que, aprobado, no llegó a tramitarse), el presente Plan divide a la Bahía en 3 partes para hacer 3 planes adaptados a 4 municipios: San Roque-La Línea, Los Barrios y Algeciras, además del de Tarifa, sin tener en cuenta que cualquier desarrollo en cualquiera de ellos afecta ambiental, social y económicamente a los demás.

No obstante, FAPACSA indica ha presentado sus consideraciones, poniendo en entredicho tanto las zonas que el Plan mantiene como reserva portuaria, como las afectaciones medioambientales, económicas y sociales que el borrador del Plan Especial recoge en sus diferentes apartados, debido a los desarrollos portuarios efectuados hasta ahora, y a los que, presumiblemente escasos, se puedan llevar a cabo en el futuro.

Sobre las afectaciones medioambientales, la Federación Vecinal destaca y rebate algunos planteamientos del Plan Especial, como la afectación a la calidad de las aguas, a la calidad del aire, a la calidad de los fondos marinos y las especies protegidas, al paisaje, e incluso, a cuestiones que el Plan ni siquiera hace mención, como es la afectación del ruido.

Sobre el medio socioeconómico, una vez más, indica la Federación Vecinal, la APBA trae a colación cifras de empleo generadas por industrias ajenas a Algeciras y su Puerto, como son los más de 12.000 empleos entre directos e indirectos de las grandes Industrias de la Bahía: Acerinox, Endesa, Cepsa, etc, etc., indicando, por otra parte, que no dice el Plan como va a conseguir “dar cumplida respuesta a las necesidades de sectores como el pesquero, el turístico, el mercado laboral, etc.”, habida cuenta de los daños irreversibles ocasionados a la Bahía y a las pocas perspectivas de empleo que generan las actuales terminales de transbordo de contenedores muy automatizadas por otra parte, así como los depósitos de almacenamiento y distribución de combustible, incluidas las operaciones de bunkering.

Termina la Federación sus alegaciones con una relación de medidas de índole medioambiental, económica y, fundamentalmente, de mejora de la relación puerto-ciudad.