Maersk invertirá 10.000 millones en España para desarrollar biocombustibles

Es la principal alternativa para sustituir a los combustibles fósiles tradicionales
Un momento de la reunión. / FOTO: EFE

La naviera danesa Maersk desarrollará un proyecto en España para producir metanol verde para su flota, a través de una inversión que el Gobierno español cifra en 10.000 millones de euros hasta 2030 y permitirá al gigante del transporte marítimo contribuir a la descarbonización del sector.

La inversión que requerirá el proyecto recaerá principalmente sobre la multinacional danesa y otros potenciales socios, aunque fuentes gubernamentales aseguran que lo más probable es que el Gobierno termine entrando como inversor estratégico a través de alguna herramienta de financiación disponible como los fondos europeos.

«España quiere liderar la descarbonización del transporte naval y ser uno de los corredores verdes más importantes del tráfico marítimo mundial», ha dicho el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras la reunión que ambas partes han mantenido para firmar el citado acuerdo de colaboración.

De esos 10.000 millones, alrededor del 40 % se destinará a la producción de hidrógeno y metanol verdes -biocombustible derivado hidrógeno renovable-, mientras que el resto se invertirá en la producción de la energía renovable necesaria para la producción, que la compañía quiere que se genere en parques solares y eólicos propios.

Para ello, promoverá la construcción de parques y comprará otros que ya estén en funcionamiento o tengan las autorizaciones administrativas necesarias -entre 20 y 80 instalaciones- para contar en 2030 con una potencia de 4 gigavatios (GW) que utilizarán para la alimentación de las plantas de producción de metanol, que se consigue a través de la biomasa.

2 MILLONES DE TONELADAS EN ESPAÑA

El acuerdo alcanzado entre la mayor naviera del mundo y el Gobierno español se enmarca en la estrategia de la naviera danesa, que cuenta con una cuota de mercado cercana al 20 %, de descarbonizar todas sus operaciones en 2040, para lo cual espera producir 2 millones de toneladas de metanol verde en España durante esta década.

Actualmente, la compañía consume aproximadamente 10 millones de toneladas de combustibles fósiles cada año para mover su flota, un volumen que necesitaría del doble de metanol verde -20 millones de toneladas- para sustituirlo.

El objetivo de Maersk pasa por producir ellos mismos hasta 13 millones de toneladas de este biocombustible, que a día de hoy se sitúa como la principal alternativa para sustituir a los combustibles fósiles tradicionales en el sector del transporte marítimo.

Para ello, establecerá en España un centro de producción en dos localizaciones por determinar (Andalucía y Galicia, según fuentes del Gobierno) que permitirán generar el 10 % del metanol verde que necesita la compañía para mover su flota.

El proyecto constará de tres fases de producción: 200.000 toneladas hasta 2025, un millón de toneladas hasta 2027 y alcanzar los 2 millones en 2030.

Asimismo, está previsto que hasta 2027 se desarrolle todo el proyecto en una única localización, fecha a partir de la cual se añadiría otro enclave que produciría o bien metanol verde, o bien amoniaco verde, otro biocombustible derivado del hidrógeno renovable, dependiendo de cómo haya avanzado la investigación de ambos combustibles, aún en fase inicial.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
FELIZ NAVIDAD APBA
publicidad