Adelante Andalucía demanda a la Junta “medidas urgentes” contra el alga asiática

El grupo parlamentario pide al Gobierno andaluz la creación de un centro de coordinación

Ángela Aguilera, en una rueda de prensa /Foto: AAM

El grupo parlamentario de Adelante Andalucía va a presentar una Proposición No de Ley (PNL) al Parlamento andaluz para que el Gobierno de la Junta de Andalucía adopte “medidas urgentes” en el tránsito en el que el Gobierno de la nación resuelva la declaración, ya en curso, del alga asiática como especie exótica invasora. En este sentido, la parlamentaria por Cádiz Ángela Aguilera ha recordado que “nos enfrentamos a una bio-invasión inédita para la ciencia hasta la fecha con la colonización de los fondos de las costas andaluzas, y especialmente el Estrecho de Gibraltar, por el alga asiática rugulopterix okamurae. Nunca una especie acuática invadió tan salvajemente en un corto periodo de tiempo una zona que tenía una alta biodiversidad y ecosistemas marinos diversos”, puesto que además esta especie posee sustancias alelopáticas que disuaden a los herbívoros marinos, es decir, que no tiene depredador en nuestra zona.

Es por ello, que ya el pasado 18 de junio, Adelante Andalucía presentó una PNL relativa al tratamiento del alga asiática en el Estrecho de Gibraltar, que fue aprobada por mayoría en el Parlamento con los votos en contra del PP. Sin embargo, “a día de hoy, desconocemos qué ha ejecutado de esta iniciativa la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible de la Junta de Andalucía”, lamentó Aguilera.

Para la responsable andaluza, “esta catástrofe ambiental sin precedentes ha sido utilizada como arma política arrojadiza y no vemos resultados”. Al contrario, reclamó los estudios científicos realizados por la empresa Ocean Cleaner Technology en septiembre de 2019 para mapear la zona invadida por el alga asiática. “Esta ha sido la única actuación que ha financiado la Junta y ni el mapeo ha sido publicado, ni sabemos si a día de hoy si ha sido entregado al Grupo de Trabajo Técnico Específico creado por el Ministerio de Transición Ecológica el pasado 6 de septiembre de 2019 para declarar a Rugulopterix okamurae Especia Exótica Invasora (EEI)”.

Así las cosas, “y teniendo en cuenta que el trámite administrativo para la declaración de EEI está en marcha pero se puede aventurar la fecha de su declaración, debido a la necesidad de respetar el tiempo y forma del proceso administrativo, la Junta de Andalucía debe poner en marcha las medidas urgentes establecidas en el artículo 9 del Real Decreto 630/2013, de 2 de agosto, por el que se aprueba el Catalogo español de EEI, mientras se declara Rugulopterix okamurae EEI, para lo que tienen plenas competencias”.

Según la normativa, “en caso de constatarse la existencia de una amenaza grave producida por la aparición de una especie exótica invasora, incluida o no en el catálogo, y paralelamente a lo establecido en el artículo 5, se informará a la red de alerta establecida en el artículo 12, y se aplicarán de forma urgente, por parte de las comunidades autónomas y ciudades de Ceuta y Melilla y de la Administración General del Estado en el ámbito de sus competencias u otras autoridades competentes, en coordinación con el Ministerio para la Transición Ecológica, las medidas necesarias para el seguimiento, control y posible erradicación de la citada especie, en el marco del operativo establecido en la red de alerta”.

Asimismo, Aguilera recordó que la Junta de Andalucía redactó y aprobó en el año 2014 el Manual Práctico ‘Análisis del riesgo de invasión de vegetales exóticos’, junto a unas líneas de acción para las especies exóticas invasoras que, sin embargo, “brillan por su ausencia en este nuevo Gobierno tripartito”.

Frente a esta “inacción”, la invasión del alga asiática no se ha quedado estancada en el Estrecho de Gibraltar, sino que los datos confirman que lo sucedido en él es sólo el inicio, la invasión colonizará todo el Mediterráneo. “Actualmente ya coloniza en nuestra orilla desde Almería hasta Huelva. Y es en las aguas interiores de la costa andaluza, de plena competencia de la Junta de Andalucía, donde el alga se cría”. El alga sólo está fijada a fondo entre 0 y 45 metros de profundidad. Una vez suelta las corrientes, mareas y vientos la dispersan enterrando playas de diversos municipios, especialmente Tarifa, Algeciras, La Línea, Estepona, Marbella y Punta Umbría, además de colapsar artes de pesca”.

La norma fundamental andaluza también considera a la Junta de Andalucía como responsable y competente para gestionar esta catástrofe, y en el artículo 48.2 del Estatuto de Autonomía para Andalucía se señala que corresponde a la Comunidad Autónoma la competencia exclusiva en materia de pesca marítima y recreativa en aguas interiores, marisqueo y acuicultura, almadraba y pesca con artes menores, el buceo profesional y la formación y las titulaciones en actividades de recreo.

Por todo ello, Adelante Andalucía pide al Gobierno andaluz crear un centro de coordinación que aglutine las necesarias intervenciones para mitigar, incluso, erradicar el alga, a la vez que coordine todas las iniciativas de investigación y ponga en marcha un programa de actuación antes de abril de 2020. Dicho centro de coordinación gestionará una partida presupuestaria de 60 millones de euros para el desarrollo de sus funciones.

Impulsar un programa de actuación que contenga un programa destinado a compensar al sector pesquero para mitigar en origen la enorme bio-masa producida en las costa de Andalucía, especialmente en el Estrecho de Gibraltar, pagando al sector pesquero y particulares por las algas que desembarquen en puerto o zona técnica adecuada al efecto. La valorización de las algas propiciará que los pescadores no eliminen en la mar las enormes cantidades que pescan, reduciendo ese vector de dispersión a la vez que recuperan dinero para hacer frente a sus deudas generadas por la caída drástica del ecosistema.

También, una campaña para la gestión integral de los arribazones, coordinada desde la Consejería de la Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible con agencias públicas, con el fin de ayudar a los ayuntamientos afectados a la retirada de las enormes masas que se acumulan en sus playas, con una zona autorizada para gestionar lo recogido, no caracterizándolo como residuo sino como un nuevo subproducto marino; promover líneas de financiación e incentivos para conseguir la creación de una fábrica que ponga en valor la bio-masa recogida mediante un producto final para costear los gastos de erradicación.

Y finalmente, incentivar mediante ayudas al 100% la investigación de las debilidades y fortalezas de la especie así como su etiología.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =

Ir arriba