AEPA 2015 homenajeará a la docente Carmen Fuentes por su entrega en Algeciras

La profesora ha estado nueve años ligada a la dirección del CEPER Juan Ramón Jiménez

Carmen Fuentes / FOTO: AAM

AEPA 2015

Dice el refranero español que es de bien nacido el ser agradecido y en esta ocasión encaja a la perfección. Pocos nos imaginábamos que al concluir nuestra etapa laboral y quedar liberado de algunas obligaciones por razón de edad, al llegar la inevitable jubilación, volviésemos a ocupar un pupitre en una clase. Tal cuál suena: volver al colegio. Y así ha sido. Al llegar a esta etapa, muchos nos planteamos qué hacer y, buscando, pensando y cambiando impresiones con otras personas en nuestra misma situación, muchos llegamos a una conclusión: Probar en el CEPER Juan Ramón Jiménez, de Algeciras, que trataba, entre otros temas, el patrimonio algecireño y ¡a ver qué pasaba…! Desde luego, fue una decisión más que acertada. Fue matricularse en el Centro y encontrar un espacio de camaradería, compañerismo y cultura total. En general había un nivel de conocimiento en el alumnado que asombraría a cualquiera.

Así cuando terminaba nuestro tiempo de permanencia, nadie se quería marchar, y todo esto habiendo adquirido un bagaje de formación sobre el patrimonio cultural de la ciudad, impensable al principio. Pero con ser esto importante, no era lo que más, sino que había despertado en nosotros un interés tan grande por saberlo casi todo, que nos condujo a otras materias del centro, como informática, inglés, hábitos saludables, teatro, etc. que nos permitió abrirnos a un mundo interesantísimo, lleno de posibilidades, y que, incluso, nos llevó a celebrar múltiples conferencias sobre la historia de Algeciras, exposiciones, obras de teatro, publicaciones de revistas y libros sobre la historia, edificios, personajes ilustres y peculiaridades del habla de la ciudad.

Con el tiempo, y ya puestos, el Centro promovió, dentro de la Oferta Educativa Municipal, la interesante iniciativa de llevar a todos los colegios de Primaria de Algeciras el conocimiento y la historia de la ciudad, despertando en estos alumnos el mismo interés que ya antes había despertado en nosotros los adultos y resultando todo un éxito por la aceptación obtenida. Todo lo anterior no sucedió por generación espontánea. En el CEPER Juan Ramón Jiménez, encontramos el profesorado idóneo para que tal cosa sucediera.

Personas preparadas y con vocación. No nos gustaría dejar atrás a ninguno de ellos, toda vez que fueron los que ya no están y son los que aún continúan, magníficos profesionales de la enseñanza, cada uno en su campo. Llegando al punto de que, tanto a nivel personal, como a nivel de Centro, no solo haya sido distinguido por el Excmo. Ayuntamiento de la Ciudad en distintas ocasiones, sino que son varios también los galardones recibidos a nivel nacional. Todo ello, no hubiese llegado a buen puerto, sin una buena organización y una mejor dirección.

Y aquí hemos de hacer una reflexión y un reconocimiento merecido al trabajo de Doña Carmen Fuentes Rodríguez, su directora, que desde el primer momento que pusimos los pies en el Centro, ha sido la persona que ha estado pendiente de los pequeños detalles, los que no se ven, la que siempre ha tenido abierta la puerta de su despacho para cualquiera de nosotros, la que nos ha solucionado los problemas que han podido surgir en tantos años de pertenencia al colegio, en una labor callada y eficaz.

Y no todo eran clases, también ha habido momentos de expansión y relax y para eso la directora siempre estaba ahí. Podemos hablar de excursiones organizadas al detalle, visitas a Museos y lugares culturales, y, sobre todo, lo que más valoramos, cercanía y amistad. Lo que hacía que nos sintiésemos como en nuestra propia casa. Es por todo ello, que desde el colectivo que formamos los casi 400 socios de la Asociación de Emprendedores del Patrimonio Algecireño “AEPA2015”, queremos hacer público reconocimiento a una eficaz y extraordinaria labor de nueve años al frente de la dirección del CEPER Juan Ramón Jiménez, ahora que su mandato finaliza el 30 de junio, y a una ejemplar labor docente en sus casi cuarenta años de vida laboral a lo largo de su extensa carrera.

Todo el reconocimiento que podamos ofrecer es poco para compensar sus desvelos para que este Centro funcionase como un reloj durante todo este tiempo. Creemos que difícilmente se pueda mejorar su rendimiento en los años que lleva funcionado y ello, en una parte vital, ha sido debido al trabajo su directora, Doña Carmen Fuentes Rodríguez.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

16 + 6 =

Ir arriba