Agaden denuncia daños en la conexión natural de Algeciras y Cádiz

Los ecologistas rechazan las obras de construcción de una vía ciclista en el parque natural
Daños denunciados por Agaden / Foto: AAM

Agaden Ecologistas en Acción ha lamentado el daño que está sufriendo el Corredor Verde Dos Bahías tras las obras que la Junta inició el pasado año para convertirlo en una vía transitable para bicicletas y donde la mayor dificultad era a su paso por el Parque Natural Los Alcornocales entre Benalup y Los Barrios.

Para esta obra se abrieron nuevos tramos con maquinaria pesada causando grandes destrozos en la vegetación (alcornoques, acebuches, lentiscos…), y también se han construido nuevos carriles con grandes pendientes afectando a especies protegidas en el tramo paralelo de este Corredor Verde Dos Bahías con la antigua carretera C-440, desde la Montera del Torero al cortijo Jaramillo. Lamentan, además, que se han introducido grandes planchas de cemento en este corredor ecológico que atraviesa un parque natural, en los pasos de ríos, arroyos y zonas de fuertes pendientes. En algunos tramos las pendientes hacen imposible el ascenso para la inmensa mayoría de los ciclistas, y muy peligrosas el descenso.

Las obras, aseguran que están demostrando la innecesaridad de esta pista ciclista que, además, vulneran el Programa de Uso Público del Corredor Verde Dos Bahías, que estipula que el tramo que atraviesa del Parque Natural Los Alcornocales es apto exclusivamente para senderistas y caballistas.

El Corredor Verde Dos Bahías fue concebido como una vía verde para caminar que uniese las Bahías de Cádiz y Algeciras; un sendero con una mínima alteración del medio, sin la utilización de maquinaria pesada, sin arrasar con la vegetación, sin la introducción de planchas de cemento, con la realización de algún desbroce puntual para permitir el paso de las personas por estas vías pecuarias.

Estas obras se están llevando a cabo sin tramitarse la evaluación de impacto ambiental, con su correspondiente periodo de información pública y declaración de viabilidad y/o medidas correctoras ya que las actuales obras equivalen a la construcción de una nueva carretera en un espacio natural protegido.

Parte de las obras han quedado a medio ejecutar y están abandonadas este año. En los tramos con fuerte pendiente se han producido unas erosiones tremendas con arrastre de tierra fértil, colmatando arroyos de un alto valor ecológico.

Desde Agaden exigen la paralización de las obras y su sometimiento al obligatorio procedimiento de evaluación de impacto ambiental para analizar la viabilidad del proyecto y estudiar alternativas que no conlleven los fuertes impactos sobre un Parque Natural.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 6 =

Noticias con rigor
LA PASIÓN ALGECIRAS
publicidad