Agaden denuncia la ‘extremada’ lentitud de los trabajos del Lago Marítimo

Señalan que los vertidos de fecales y los malos olores van camino de perpetuarse
Pancarta situada en el Llano Amarillo. / FOTO: Agaden

Agaden Ecologistas en Acción ha denunciado que pese a los reiterados anuncios del Ayuntamiento de Algeciras de que van a acabar con los  vertidos  de aguas fecales y los malos olores en la antigua playa de Los Ladrillos a propósito de la creación de un «lago marítimo» en este espacio, tanto los unos como los otros persisten.

Un pequeño paseo por esa zona permite comprobar como la pestilencia y hedor casi insoportable en esa zona hace casi intransitable el paseo algunos días. La creación de este lago marítimo conllevaba la construcción de tres edificios en el Llano Amarillo, uno a punto de terminarse  y los otros dos a punto de empezar. Mientras que los edificios llevan buen ritmo, los vertidos de fecales y los malos olores  van camino de perpetuarse.

‘El proyecto de Lago Marítimo podría suponer si se realizara un paso adelante en la disminución de vertidos residuales en la antigua playa de Los Ladrillos y todo el espacio que pretende abarcar el propuesto “lago”, desde la dársena del muelle pesquero del puerto de Algeciras hasta el puente del acceso norte al puerto de la nuestra ciudad, pero realmente no supone la erradicación de los mismos’, afirman los ecologistas que inciden que la erradicación de estos vertidos supondría la recuperación para el baño y el ocio de la antigua playa de Los Ladrillos.

Al proyecto de Lago Marítimo  promovido por el Ayto. de Algeciras como Emalgesa y la Autoridad Portuaria Bahía de Algeciras le ha faltado esa ambición de recuperación de esta antigua playa, ya que el colector que sale de calle Jacinto Benavente  que lleva  mezcladas aguas fecales con agua pluviales garantiza los vertidos  en días de lluvia más o menos cuantiosa o en días  en funcione mal bombeo de la zona.

Se trata de un proyecto fallido para recuperar el litoral algecireño. Hacer una playa urbana en este lugar con estas circunstancia de vertidos garantizados  supondría poner el peligro la salud de los bañistas, pero debería haber sido un objetivo preferente a buscar.

Mención  aparte merecen los lugares de vertidos “históricos” de fecales a la costa, donde los más destacados son  la desembocadura del río de La Miel o la del arroyo del Saladillo. ‘Aquí desafortunadamente el equipo de gobierno municipal de Algeciras-Emalgesa  ni tan siquiera se propone disminuir  estos vertidos, sino que sigan “como siempre’, afirman.
Las acciones propuestas tienden solo a ocultar la realidad. Solo se han propuesto alargar un poco más las desembocaduras de estos dos cauces con la colaboración de la APBA. En el Saladillo ya se ha llevado a cabo esta prolongación de 160 mts en la dársena del Saladillo. En la desembocadura del rio de Miel  se llevará a cabo mediante una ampliación del muelle de La Galera, cuya finalidad real  es entubar la parte final de esta desembocadura  para que los olores no lleguen al paseo de la zona cercana al casco urbano (Pl. San Hiscio), sobre todo con marea baja y viento de Levante. La actuación además eliminará nuevamente una lámina de agua cercana a la ciudad  para generar una nueva explanada de 18.900 mts2 al puerto, alejando cada vez más el mar de la ciudad de Algeciras.
‘Desde AGADEN-Ecologistas en Acción solicitamos que primero se solucionen los problemas de vertidos  de aguas residuales y luego se hagan los edificios y desarrollos urbanísticos previstos. A este paso  nos vamos a quedar  con otro muro de edificios entre la ciudad de Algeciras y su Bahía y con los vertidos de  siempre’, concluyen.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad