Agaden denuncia que el río de la Miel en Algeciras es ‘una cloaca de fecales’

Lamentan que el Consistorio no ponga planes para acabar con los vertidos

La pancarta desplegada en el río de la Miel por Agaden. / FOTO: Agaden

Agaden Ecologistas en Acción ha denunciado que Algeciras tiene, y parece que durante muchos años más tendrá, un gran problema con los vertidos de aguas residuales sin depurar que se efectúan a lo largo del litoral costero.

Estos vertidos de aguas residuales sin depurar , por un lado contaminan las costas y por otro degradan las mismas. Y parece que la situación no va a cambiar mucho en los próximos años. Uno de estos puntos es la desembocadura del río de La Miel.Una cloaca pestilente, donde huele a fecales todos los días del año (con viento de levante más que de poniente)’, señalan.

Hoy los vertidos de fecales en este lugar, son más cuantiosos que hace cinco años, o que hace diez; están degradando el medio ambiente y el litoral. ‘Mientras el señor alcalde de Algeciras sigue como si estos vertidos no fueran con él, pese a que lleva más de nueve años en el cargo’, lamentan desde Verdemar donde critican que el Consistorio no ponga ningún plan para poner fin a estos vertidos.

El río de la Miel es utilizado como una conducción mas para las aguas residuales de numerosas y populosas barriadas algecireñas. Desde estas barriadas se vierte directamente al cauce del río de la Miel, ahora tapiado. Esta mezcla de aguas contaminadas avanzan hasta unos 250 metros de su desembocadura actual.

La desembocadura del río de la Miel es un lugar penoso. El olor es infernal y el fondo es un fando de tóxico peligroso incluso para la salud pública. Una vergüenza para Algeciras, y una situación que ancla a la ciudad en el siglo XIX.

La única solución a este problema pasa por reconducir las aguas fecales, que ahora se vierten al cauce el río de Miel, a tuberías que solo conduzcan aguas residuales y a través de bombeos llevarlas a la depuradora de Isla Verde. La separación de la red de aguas pluviales y aguas fecales es el principio, para ver la costa de Algeciras libre de vertidos.

A los ecologistas les parece un problema más que prioritario este asunto de vertido de fecales en Algeciras, más cuando el municipio lleva arrastrando el mismo decenios. Los vertidos de fecales a la costa algecireña, ademas de ser un grave problema medioambiental, supone un grave riesgo sanitario, mas aún en estos tiempos de pandemia, y cuando la Bahía de Algeciras, por el crecimiento portuario, tiene un problema de recirculación de agua.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

catorce − 9 =

Ir arriba