Agaden falla sus premios Atila y Laurisilva 2019

Algas en el litoral del Estrecho /Foto: AAM

Agaden ha fallado sus premios Atila y Laurisilva 2019, que se entregarán este viernes, 31 de enero, a las 20:00 en la sede del colectivo ecologista, en la Plaza Omeyas de Algeciras. El premio Laurisilva recae sobre el Seper Tarifa – Algas Marinas del Estrecho, mientras que el Atila -que reconoce una mala labor medioambiental- será para la AGI -Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar. La Mención Especial a la buena gestión ambiental ha recaído sobre Fapacsa y la Mención Especial a la mala gestión ambiental ha recaído sobre el Ayuntamiento de Algeciras.

Esta edición estará dedicada a Quico Rebolledo fallecido el pasado año y que fue una pieza fundamental en el movimiento ecologista gaditano y andaluz.

Los Premios Atila y Laurisilva, son unos premios concedidos desde 1989 por la organización ecologista AGADEN (Asociación Gaditana para la Defensa y Estudio de la Naturaleza) Ecologistas en Acción. Estos premios son un medio de difusión, que nuestra organización utiliza anualmente para resaltar una buena o mala gestión o labor medioambiental a lo largo del año en toda la provincia de Cádiz.

El Premio Laurisilva, es un premio concedido a la organización, entidad o particular que haya llevado a cabo una buena labor o gestión medioambiental, con un cúmulo de méritos que ponga de manifiesto una defensa activa por la conservación del medio ambiente.

El Premio Atila, es un ‘premio’ concedido a la organización, entidad o particular que haya llevado a cabo una nociva o mala gestión o labor medioambiental.

Como todos los años, tras un proceso donde se propusieron una decena de aspirantes al premio Atila y al premio Laurisilva, los socios y simpatizantes de Agaden han decidido conceder los mismos a:

PREMIO LAURISILVA 2019

• Al Centro Seper Tarifa – Algas Marinas del Estrecho-. Este centro de educación para [email protected] lleva una importante labor para crear un empleo sostenible a través del aprovechamiento de las algas que tenemos en el Estrecho. No solo eso, sino que en los últimos tiempos está intentando sacar algún aprovechamiento de las algas invasoras Rugulopterix Okamurae, dándole una fuerte visualización a un problema que las administraciones siguen intentado ocultar, y que sin duda, si no se pone remedio, será la puntilla final de la destrucción del mar mediterráneo.

PREMIO ATILA 2019

• A la AGI (Asociación de Grandes Industrias del Campo de Gibraltar). Por estar potenciando una industria totalmente obsoleta y contaminante en nuestra Comarca. El Campo de Gibraltar necesita un giro drástico en el tipo el modelo de desarrollo, más respetuoso, sostenible y duradero. Tanto industrias como las administraciones competentes, siguen apostando por industrias de combustibles fósiles, y responsables del cambio climático, justo lo contrario a lo que mundialmente se debe avanzar, la eliminación de la quema de combustibles fósiles. Las administraciones sanitarias y medioambientales de la Junta de Andalucía, sigue dando la espalda a la crisis de salud pública, generada precisamente por la industria fósil contaminante.

Concretamente Agaden resalta a:

– Indorama. Tuvo un incendio que se produjo en el verano de 2019 en sus instalaciones es todo un ejemplo de las condiciones en las que trabaja la industria química en la Comarca y el peligro al que estamos expuestos los habitantes y el medio ambiente.

– CEPSA quiere llevar a cabo su proyecto de «fondo de barril», unas instalaciones que suponen más contaminación para nuestra Comarca al tiempo que es una inversión sin futuro ya que la industria del petróleo tiene los años contados.

– El Puerto de Algeciras y su nuevo proyecto de ampliación del puerto supone alejar más a Algeciras de mar, y pone el peligro el parque natural del Estrecho y provocara mayores desequilibrios en las costas y playas de la Bahía de Algeciras.

– Acerinox. Que tiene acumulados montañas de escoria bruta en sus instalaciones portuarias, cada vez que sopla el viento de Levante, parte de este polvo se va la barriada de Palmones y también tiene colapsada la finca La Doctora en San Roque.

• La Mención Especial a la buena gestión ambiental -2019, ha recaído sobre FAPACSA. La asociación de vecino de Algeciras ha iniciado una lucha de oposición contra la ampliación del puerto de Algeciras, cuestionando el modelo de puerto y sus serias repercusiones ambientales para la ciudad de y la Bahía de Algeciras. Fapacsa supone actualmente un movimiento social imprescindible para poner fin al crecimiento insostenible del Puerto de Algeciras.

• La Mención Especial a la mala gestión ambiental -2018, ha recaído sobre el Alcalde de Algeciras. El alcalde de Algeciras suele hablar de respecto al medio ambiente y de que Algeciras es un modelo a seguir medioambientalmente, la verdad es que es el modelo contrario a lo que se debe entender como una ciudad sostenible, el Alcalde sigue empeñado en sacar agua del P.N. Los Alcornocales, a sabiendas, de que estas captaciones deterioran la flora altamente protegida de estos enclaves. A su vez permite el vertido de entre un 30 y 40 % de las aguas residuales sin depuración a nuestras costas. También destacar la falta de transparencia del ayuntamiento de Algeciras, respecto al acceso a la información ambiental. En más de una ocasión, hemos tenido que pedir al defensor del pueblo y consejo de transparencia que haga gestiones para obtener información ambiental.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 1 =

Ir arriba