Alumnas de español para el empleo conocen los servicios de la biblioteca de Algeciras

Usuarias de Márgenes y Vínculos visitan el Centro Documental José Luis Cano

Un momento del acto. / FOTO: AAM

Nueve mujeres y tres hombres han visitado la biblioteca municipal de Algeciras para conocer cómo funciona y qué pueden hacer en ella. Todas/os estudian español para el empleo en la sede de Tu barrio en positivo, un proyecto que lleva a cabo la Fundación Márgenes y Vínculos en los barrios del sur de Algeciras.

Fátima tiene 52 años y es la única que ya era socia de la biblioteca antes de hacer esta visita. Ella asiste a clase dos veces a la semana, los jueves y viernes durante 75 minutos cada vez, en la asociación de vecinos del Cortijo Vides donde los monitores de Márgenes y Vínculos la imparten.

Todas/os las/os demás alumnas y alumnos reciben en la biblioteca un folio con una solicitud para sacarse el carnet. Todas/os deciden llevárselo a casa para rellenarlo con calma. Son muchas letras que leer y las cosas hay que hacerlas bien. Saad Ben Tahayekt, mediador intercultural de la fundación, explica que la mayoría de alumnas llegaron en agosto al curso sin saber leer ni escribir. Añade que todas van avanzando poco a poco y explica que para rellenar una solicitud de este tipo necesitan su tiempo.

Fátima vive en La Yesera con su marido, un trabajador de Telefónica ya jubilado. Hace ocho años que vive en Algeciras y domina el español hablado, se maneja bien con los vecinos en la vida cotidiana, pero no sabía leer ni escribir. Asiste a clases sin falta y con puntualidad y va mejorando poco a poco. Habla en voz baja y explica con modestia que el copiado se le da bien pero que en el dictado sufre mucho. Samira El Haddad Ali, también mediadora intercultural, le echa un cable y dice que está progresando mucho. Pero ella insiste: Todavía hay algunas vocales que en el dictado se le atraviesan y se confunde al escribirlas.

Fatima sigue atenta las explicaciones que da María Maestre Delgado, directora de la biblioteca ubicada en el Centro Documental José Luis Cano. Los alumnos vienen preparados porque Samira El Haddad les ha distribuido un par de folios con información sobre la biblioteca. María Maestre explica algunos de los cambios sufridos en el funcionamiento de la biblioteca debido a la pandemia del coronavirus: La tercera planta, donde están las salas de lectura para adultos y niños y niñas, está ahora cerrada al uso público. Solo se puede entrar en ellas acompañados por un funcionario para buscar o consultar algún libro, pero siempre con cita previa. La que sí funciona es la sala de la segunda planta donde están los ordenadores para el acceso gratuito a Internet. María Maestre añade que es más seguro pedir cita previa para disponer del ordenador. El uso del espacio también está adaptado al distanciamiento social. Con presentar el DNI o un documento acreditativo de la identidad es suficiente para ello. El servicio de préstamos de libros también funciona y la directora informa de que los lectores, al devolver los ejemplares, los depositan en unos cajones habilitados para ello. Luego el personal de la biblioteca los lleva a una sala donde pasan una cuarentena antes de ser colocados en sus respectivas estanterías.

Mohamed tiene 27 años. Vive en La Piñera con su familia. Sus padres tienen un restaurante en el centro de la ciudad y él les echa una mano de vez en cuando. El establecimiento está ahora cerrado a causa del Covid-19. Mohamed está apuntado en el desempleo y va a clases de español para el empleo con una idea muy clara: “Estoy estudiando español para relacionarme mejor con la gente, para hablar mejor con ellos”, dice Mohamed. “Además estoy buscando trabajo y esto me puede servir para eso y para hacer cosas útiles”, añade.

Samira El Haddad explica que, como Fatima y Mohamed, la mayoría de las alumnas partían de un nivel básico o muy básico, pero que todas se esfuerzan por aprender y avanzar. Explica que el curso tiene lista de espera porque ha habido que reducir el aforo del aula para cumplir las medidas exigidas por las autoridades sanitarias a raíz del Covid-19. Todas las alumnas son nacidas en Marruecos. La más joven tiene 20 años y la mayor llega casi a los 60. Las razones que las han traído a Algeciras y al curso son muy diversas, pero todas comparten ilusión: Hablar, leer y escribir en español cada vez mejor.

Tu barrio en positivo es un programa de inserción socio laboral que Márgenes y Vínculos desarrolla en Algeciras, financiado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía y por el Fondo Social Europeo. Forma parte de la Estrategia Regional Andaluza para la Cohesión e Inclusión Social (ERACIS), y está en estrecha coordinación con los equipos ERACIS del Plan Local de Intervención en zonas desfavorecidas del Ayuntamiento de Algeciras.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

19 − 16 =

Ir arriba