El vicepresidente de Servicios Mancomunados de la Mancomunidad del Campo de Gibraltar, David Gil, ha anunciado que la sociedad ARCGISA está preparando un Plan Estratégico que será aprobado en un próximo consejo de administración, con el que se pretenden poner las bases para una mejora integral de los servicios que se prestan a los ciudadanos y afianzar el crecimiento de ARCGISA como empresa pública.

Según indicó Gil, este Plan Estratégico no debe confundirse con un plan de equilibrio presupuestario puesto que, si bien es cierto que ARCGISA ha presentado una reducción de su facturación en el último ejercicio, esta circunstancia puntual no justifica la adopción de medidas económicas especiales.

“Como se recoge en la Memoria Anual de ARCGISA, en 2017 se registró un descenso en la facturación motivada por dos circunstancias: la reducción de las aportaciones a ACOSOL y a Algeciras así como la congelación de las tasas, que ha hecho que el recibo no haya subido en tres años”, recordó Gil.

Esta reducción queda reflejada en la cuenta anual de ARCGISA en forma de pérdidas por una cantidad de 789.053 euros. “Sin embargo, esta cifra hay que ponerla en perspectiva: ARCGISA factura unos 50 millones de euros al año, por lo que, como ya indicó el propio interventor de la Mancomunidad del Campo de Gibraltar, no se hace necesaria la toma de medidas especiales a corto plazo”.

Por otra parte, Gil se mostró sorprendido por la alarma pública generada por el grupo político de Podemos, que calificó de “infundada puesto que sus representantes conocen la situación de las cuentas anuales y las indicaciones del interventor desde que estas fueran presentadas en Junta de Gobierno el pasado mes de junio, absteniéndose en la votación”. Gil lamentó que “Podemos intente desprestigiar de esta manera la imagen pública de ARCGISA, una mercantil que sigue siendo la primera empresa pública de la provincia”.

Críticas de Podemos

Podemos lamenta la “delicada” situación financiera en la que se encuentra la empresa pública Aguas y Residuos del Campo de Gibraltar (Arcgisa), donde la “mala gestión de los últimos años del Gobierno del PP en Mancomunidad ha llevado a pasar de un superávit de 1.485.281 euros a tener este año pérdidas por valor de 789.053 euros”, critica en una nota de prensa.

Leonor Rodríguez, representante de Algeciras Sí Se Puede (ASSP) en Mancomunidad lamenta “que se haya llegado a esta situación por la política constante de endeudamiento que han venido practicando el PP y sus antecesores en el Gobierno del ente mancomunado”. Rodríguez detalla que Arcgisa “se encuentra con deudas a largo plazo de préstamos por valor de más de 55 millones de euros, y a corto plazo de 27.766.486 euros, entre los que se cuentan las deudas a proveedores”.

“Las pérdidas respecto al año pasado ascienden a 2.274.335 euros, y el dinero que se debe en préstamos a largo plazo ha aumentado en 3.384.531 euros más que en 2016. Leonor Rodríguez destaca que se han pedido varios préstamos para hacer frente al pago de amortización de los préstamos anteriores”. Además, el PP justifica las pérdidas en el balance de 2017 en la reducción de la facturación de Emalgesa a Acuasol, ya que la Costa del Sol ya no compra agua, “lo que demuestra que no se podía basar la salud económica de la empresa en que nos compraran agua en Estepona o Marbella”.

Además, el PP se escuda en la congelación de las tasas, “lo que nos hace pensar que no van a subir las tasas en periodo electoral, pero que lo van a dejar todo preparada para futuras subidas en lo que han llamado plan de reequilibrio financiero”.

Para la portavoz de ASSP, “el problema es aún mayor porque la deuda ha aumentado con empresas privadas, como Aqualia o Urbaser, lo que deja a Mancomunidad a merced de estas empresas”.

Concretamente, se le deba a Aqualia 7.241.987 euros y a Urbaser 14.745.878 euros, además de que las cuotas de préstamo se estarán pagando a Urbaser hasta 2032 y a Aqualia hasta 2044.

“Este absoluto desastre financiero es fruto de una mala gestión, de un endeudamiento excesivo y, lo que es más grave, de un endeudamiento con la empresa privada concesionaria. Hemos avisado en muchas ocasiones de que ese no era el camino, que era necesario afrontar el problema y que, si se va a plantear un plan de reequilibrio financiero, éste no puede pasar ni por subir tasas a la ciudadanía ni por privatizar los servicios. Arcgisa debe seguir siendo pública al 100%”, ha concluído.