Arranca la retirada de residuos del vertido ilegal de restos textiles en Algeciras

Los trabajos se van a prolongar hasta finales de mes
Trabajos de retirada de residuos. / FOTO: EP

La Zona Franca de Cádiz ha iniciado esta mañana los trabajos para la retirada y limpieza de las más de 1.000 toneladas de restos textiles que conforman el vertido ilegal hallado en febrero de este año en la parcela correspondiente al sector ocho, ubicado en el polígono industrial Cortijo Real.

Los trabajos, a cargo de FCC Ámbito –empresa adjudicataria del contrato–, se van a prolongar hasta finales de mes, y se prevé que más de 500 toneladas de residuos se destinen a reciclaje, regeneración o valorización energética, ha indicado Zona Franca en una nota.

El consorcio acordó con la empresa a finales de julio trasladar el comienzo de la recogida a septiembre tras comprobar que se podría aumentar el reciclaje de los restos, pudiendo duplicarse y hasta alcanzar un 50% del total frente al 20% inicial con el que se daba cumplimiento a la reglamentación vigente de aplicación, la Ley 7/2022 de 8 de abril de Residuos y Suelos Contaminantes para una Economía Circular.

Con esta decisión, la Zona Franca priorizaba el compromiso medioambiental en sintonía con su apuesta por un modelo de gestión «más sostenible y comprometido con el medio ambiente».

La contratación cuenta con un importe de adjudicación de 285.674 euros (IVA no incluido) para acometer, concretamente, un servicio de gestión integral –retirada, carga, transporte, almacenamiento y tratamiento– de todos los residuos depositados en la zona de manera no autorizada por terceros, así como la limpieza y adecentamiento de toda el área afectada.

Zona Franca ha recordado que es propietaria de los terrenos pero no responsable de este vertido ilegal, y que, una vez detectado, se activó «desde el primer momento» todos los procedimientos necesarios para acometer su retirada «a la mayor celeridad», siempre cumpliendo los plazos establecidos por la Ley de Contratación del Sector Público y trabajando en paralelo y en coordinación con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que investigan la autoría de los hechos.

Además, con el objetivo de controlar los accesos no autorizados en la parcela y tratar de impedir que se vuelvan a depositar residuos indebidos, Zona Franca ha instalado dos cerramientos en la parcela con puertas metálicas dobles abatibles de cinco metros en total y ha mantenido un servicio de vigilancia 24 horas con seguridad privada hasta el inicio de los trabajos.

El pasado mes de febrero de este año 2023, vecinos de la zona denunciaron la existencia de un vertido ilegal de retales de ropa. Los agentes del Seprona de la Guardia Civil se personaron en el Cortijo Real y confirmaron su existencia. Según explicó en su momento el subdelegado del Gobierno de España en Cádiz, José Pacheco, el vertido procedía de empresas subcontratadas por compañías con sede en España «y en Marruecos» que se dedicaban a la destrucción de los desechos textiles, algo que «no se estaba haciendo» sino que «se estaban tirando en ese vertedero».

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad