Botafuegos, sin apoyo de Drogodependencias de Algeciras

El servicio en la prisión ha echado el cierre y provoca la indignación de Acaip
Prisión de Botafuegos / Foto: AAM

Tras 20 años de funcionamiento, el Centro Penitenciario de Botafuegos se queda sin la Unidad de Apoyo de Drogodependencias, un servicio que en los últimos años ha ido reduciendo personal hasta que, finalmente, a primeros de mayo ha echado el cierre. Así lo ha denunciado el sindicato Acaip-UGT, que acusa a Diputación de Cádiz, Junta y a la dirección de Botafuegos de no haber sido capaz de alcanzar un acuerdo que permita dar continuidad a esta unidad, que atendía a todos los internos quelo solicitaran proporcionando comunidad terapéutica, vivienda de apoyo a la reinserción e incluso intervenía para derivar al interno, en semilibertad o durante el disfrute de permisos de salida, al Centro de Tratamiento Ambulatorio (CTA) más próximo a su domicilio.

Acaip señala que en sus inicios el equipo estaba compuesto por 4 profesionales: una doctora, un administrativo, un psicólogo y un trabajador social que realizaban jornadas de mañana y de lunes a viernes. Sin embargo, alerta de que luego sólo quedaron el psicólogo y el trabajador social, que redujeron las jornadas de trabajo a dos días semanales, en lugar de acudir a diario. «Por último, dejaron de acudir presencialmente, siendo la colaboración vía telefónica y electrónica», dice el sindicato que indica que a primeros de mayo el servicio deja de funcionar.

«El grave problema radica en que muchos internos han quedado desatendidos en pleno proceso de aplicación del artículo 182 del Reglamento Penitenciario. El número total de pacientes activos atendidos en Botafuegos mediante programas de tratamiento en el año 2019, fue de 109 reclusos. No se debe olvidar, que en las prisiones españolas, la muerte por sobredosis es una de las causas mas comunes», insisten desde Acaip, que alertan de cómo esta situación también afectará a los equipos técnicos de la prisión algecireña, ya que tendrán que prestar el servicio del CPD; y también a la Seguridad Interior porque «los internos no estarán tratados adecuadamente de sus depedencias, seguirán consumiendo tóxicos, lo que generará violencia y agresiones, pues la característica principal de la mayoría de las agresiones son internos que sufren patologías duales, es decir, problemas psiquiátricos y a su vez de consumo de drogas».

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 4 =

Noticias con rigor
FUERTE ISLA VERDE - APBA
publicidad