En el marco de la conmemoración del día de la Salud Mental, que se celebra este miércoles, día 10, desde CCOO han presentado el manifiesto de una iniciativa para demandar la puesta en funcionamiento de una Comunidad Terapéutica de Salud Mental en la comarca que venga a completar el dispositivo del SAS para atender a los enfermos mentales en el Campo de Gibraltar y que de respuesta a las necesidades de este colectivo de pacientes.

El secretario comarcal de CCOO, Manuel Triano, anuncia la puesta en marcha de una campaña en la que quieren contar con la colaboración de otros agentes de la sociedad civil campogibraltareña: asociaciones de pacientes, coordinadoras contra la droga, etc., con las instituciones locales de la comarca y con la oficina de Defensor del Pueblo; “todos ellos han demostrado su sensibilidad para con esta necesidad asistencial en nuestra comarca”.

En este sentido, el secretario de Acción Sindical del sindicato de Sanidad de CCOO y a su vez trabajador del dispositivo de salud mental de SAS en nuestra comarca, José Luis Maiztegui, ha pormenorizado la necesidad de esta comunidad terapéutica, “por cuanto viene a dar respuesta a las necesidades de las aproximadamente 5600 personas que en Campo de Gibraltar pueden padecer patologías mentales graves, y su pone un complemento imprescindible para la oferta sanitaria en este terreno”.

Maiztegui ha recordado que en la provincia de Cádiz existen dos dispositivos de esta naturaleza, uno en Jerez y otro en Puerto Real, y que “resulta inexplicable que el Campo de Gibraltar no disponga de ninguno. La ausencia de un dispositivo de media estancia, como son las comunidades terapéuticas, viene a dificultar el trabajo de otros dispositivos, como la unidades de salud mental o la de agudos sita en el hospital de La Línea, y repercute negativamente en el tratamiento de las patologías de muchos enfermos mentales”.

En otro orden de cosas, CCOO ha aprovechado la cita para abordar las carencias de la “Unidad de Crónicos” del hospital de La Línea en la que, “a pesar de las mejoras registradas por su traslado al nuevo centro, no se han cumplido los compromisos de dotación de los recursos humanos necesarios para el desarrollo de todo su potencial, adoleciendo de falta de monitores, terapeutas ocupacionales o enfermeros”.

Igual importancia han dado desde el sindicato al necesario reconocimiento de la especialidad de salud mental de los enfermeros que llevan años desarrollando su labor profesional en los dispositivos que se ocupan de estas patologías.

En este sentido, Alfonso Delgado, enfermero de la Unidad de Crónicos y perteneciente a este sindicato, reiteraba la demanda de este colectivo para que el SAS reconozca esta especialidad y que se hayan convocado plazas con una notable inseguridad jurídica. “Estamos formando enfermeros especialistas en salud metal unos profesionales a los que no se nos reconoce esta especialidad en nuestro trabajo”.

Así, anunciaba que CCOO y el colectivo de enfermeros de salud mental están preparando movilizaciones para demandar de la Junta “una solución efectiva y acorde con la realidad del servicio de atención mental”.