CSIF pide un aumento del personal en las prisiones de la provincia

La cárcel de Algeciras registró dos agresiones con lesiones y otras dos sin lesiones en 2023
Interior de la prisión de Botafuegos / Foto: AAM

Según el Ministerio de Interior, en 2023, se produjeron, entre las cuatro prisiones de la provincia de Cádiz, 27 agresiones a funcionarios de carácter leve y 20 agresiones sin lesiones. Esto supone casi un 10 por ciento del total de las agresiones cometidas en todos los centros penitenciarios del país. Para el sector de Instituciones Penitenciarias de CSIF Cádiz, las cifras oficiales son “inasumibles en un estado de derecho” y que “deberían hacer recapacitar a la Administración, aumentando el personal y tomando una serie de medidas que llevamos años reivindicando”.  

Para CSIF, hay que tener en cuenta que falta personal en todas las categorías, pero hay casos sangrantes como el tema médico, con un déficit de personal facultativo que impide el correcto seguimiento y tratamiento de numerosos internos que padecen trastornos y enfermedades mentales. Es obvio que estas patologías, cuando no son atendidas adecuadamente, la agresividad aumenta. 

Además, a juicio de CSIF, son cifras que “están maquilladas por la Secretaría de Instituciones Penitenciarias, pues no se recogen las agresiones verbales, la coacciones o las amenazas, y tampoco los escupitajos o tocamientos, ya que no están contempladas en el Protocolo Específico de Actuación Frente a las Agresiones”. Si se tuvieran en cuenta estos episodios, “la cifra sería más escandalosa”. Por ello, CSIF también ha reclamado que se actualice dicho protocolo, que, a día de hoy “enmascara y distorsiona la lacra de las agresiones a funcionarios en las prisiones”.  

A todo esto, CSIF añade que es “crucial que los profesionales penitenciarios sean considerados agentes de la autoridad en el ejercicio de su cargo, ya que, sin este reconocimiento, el trabajador no dispone de un respaldo jurídico ante incidentes graves y lesivos”. “Agredir a un funcionario, en la actualidad, sale muy barato a los reclusos violentos”, apostillan desde la central sindical.  

Al mismo tiempo, CSIF considera que la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias debe ofrecer una formación continua y actualizada en materias relacionadas con las funciones que desempeñan los trabajadores, con el objetivo de evitar, o al menos minimizar, riesgos ante las agresiones.  

Según los datos del Ministerio, Puerto III (la prisión con mayor población reclusa de España) fue el centro con mayor número de agresiones registradas de todo el país, con 16 casos con lesiones leves y 11 agresiones sin lesiones. Le siguen Zaragoza y Dueñas (Palencia). Puerto I registró seis agresiones con lesiones y seis sin lesiones. Puerto II, tres con lesiones y una sin lesiones. Algeciras-Botafuegos, dos con lesiones y otras dos sin lesiones.  

La Central Sindical espera que la Administración penitenciaria corrija esta situación y cuide de su personal, pues “nadie, en su puesto de trabajo, debe correr riesgos hacia su integridad por falta de medios”. 

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
28 DE FEBRERO DÍA DE ANDALUCÍA
publicidad