CSIF reclama un aumento en los rastreadores de Algeciras y la comarca

Consideran que habría que duplicar el número de trabajadores de este servicio
Rastreadores Covid-19 / Foto: AAM

El sector de Sanidad de CSIF Cádiz reclama al Servicio Andaluz de Salud un aumento urgente (al menos, el doble) del personal que compone el equipo de rastreadores, dependientes del servicio de Epidemiología en el Hospital Punta de Europa de Algeciras. Este servicio, que desde el inicio de la pandemia de Covid-19 siempre ha estado bajo mínimos, actualmente se encuentra en una situación límite, ya que la falta de personal les impide realizar una labor eficaz para detectar brotes y localizar a los contactos estrechos de personas que han sido diagnosticadas como positivos. De hecho, incluso hace un par de meses, cuando la incidencia había bajado considerablemente, estos trabajadores sufrían para poder llevar a cabo los rastreos por falta de personal, por lo que ahora, con la incidencia en niveles altísimos y todavía en ascenso, el problema se ha agravado considerablemente.

Actualmente, el equipo del área Campo de Gibraltar Oeste (en su mayoría, de la categoría de técnicos de documentación sanitaria) cuenta con 12 rastreadores y dos enfermeros, pero CSIF considera que para llevar a cabo un rastreo eficiente, deberían contar con al menos el doble. Los retrasos de ocho o nueve días en las llamadas a los contactos estrechos para informarles de las medidas a tomar y derivarles a pedir cita para hacerse las pruebas diagnósticas provocan claramente que la expansión del virus sea inevitable y se haga casi imposible el control de los contagios.

Por otra parte, y ante la tendencia al alza de esta quinta ola, CSIF también insiste en reclamar al SAS más recursos humanos, en todas las categorías, en los centros de salud de Atención Primaria de toda la comarca, para poder ofrecer una asistencia sanitaria correcta a la ciudadanía. Entre el plan de vacaciones del SAS (totalmente insuficiente para atender a toda la población, que crece en municipios costeros en los meses de verano) y la escalada de Covid-19 en la comarca, la carga de trabajo en los centros de salud se ha incrementado sobremanera en los últimos días. Esta situación hace que los profesionales teman un colapso de la atención primaria, que como consecuencia, llevaría a más ciudadanos a acudir a las urgencias hospitalarias para ser atendidos por patologías que bien podrían ser tratadas en los centros de salud.

Por todo esto, CSIF espera que el SAS tome cartas en el asunto cuanto antes y no espere a que el descontrol sea total, dejando en la estacada tanto a los profesionales de la sanidad pública como a la ciudadanía en general.

Comparte este artículo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

doce − nueve =

Noticias con rigor
VOLCÁN EN LA PALMA
publicidad