La Guardia Civil ha detenido a Joaquín Franco, capitán de la Policía Judicial en Algeciras, por presuntos vínculos con el narcotráfico. Se le investiga por la supuesta comisión de los delitos de prevaricación, omisión del deber y revelación de secretos.

La detención se produjo sobre las 21.00 horas de este miércoles, en el marco de una investigación más amplia en la lucha contra el narcotráfico. El grupo de Asuntos Internos de la Guardia Civil es el que puso en marcha las pesquisas al detectar la supuesta implicación del capitán en una trama relacionada con el tráfico de hachís entre Marruecos y el sur de España.

En concreto, se investigan los movimientos de Joaquín Franco en una trama radicada, principalmente, en el Campo de Gibraltar, detallan desde la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC).

El capitán de la policía judicial tendrá que responder por los delitos que se le investigan. El juez decidirá este jueves sobre su ingreso en prisión.

«Queremos mostrar nuestra honda preocupación ante una situación que, de demostrarse, pondría en evidencia algo que ya en su momento denunciamos: la extensión de los tentáculos del narcotráfico en la provincia de Cádiz hasta altas instancias de la Administración y la función pública«, señalan desde la AUGC que solicitan que «el área del Campo de Gibraltar sea declarada zona de especial singularidad«.

Joaquín Franco, de Tarifa, ha desempeñado diferentes funciones en varias unidades de la provincia de Cádiz. En los últimos tiempos ocupaba la capitanía de la policía judicial, un cargo de especial sensibilidad en la lucha contra el narcotráfico ya se ocupa de la coordinación con la Fiscalía Antidroga y con los juzgados de la ciudad gaditana.