El San Bernardo de Algeciras pierde una unidad de tres años y a su maestra querida

Marea Verde arremete contra la Junta de Andalucía por falta de sensibilidad

Alumnos del colegio San Bernardo / Foto: AAM

Marea Verde quiere hacerse eco del malestar de las familias y profesorado del CEIP San Bernardo de Algeciras, que han visto como, a pesar de los anuncios triunfalistas del Consejero de Educación, se ha cerrado una unidad de niños de tres años, lo que ha provocado además desplazamiento de una maestra muy apreciada en el colegio.

El colegio contaba con tres líneas en el colegio para los alumnos de tres años, y confiaba en mantenerla para garantizar la distancia seguridad de un alumnado, que necesita una atención individualizada dada su corta edad.

La Comunidad Educativa del colegio está especialmente dolida con la situación tras escuchar en los medios de comunicación, que la Consejería de Educación va a contratar 6.300 profesores para hacer frente a la crisis del coronavirus, cuando el cierre de su unidad va a suponer la pérdida de una profesora en el centro.

En el día de hoy, Marea Verde se ha concentrado en Cádiz frente a Delegación de Educación para protestar por el cierre de líneas y unidades en otros centros de la provincia, por lo que no descarta la posibilidad de realizar nuevas movilizaciones si no se soluciona el problema generado en centros como el CEIP de San Bernardo.

CGT

CGT denuncia -ante la Delegación Territorial de Educación de Cádiz- que en el CEIP Carlos V, sito en La Línea de la Concepción, el Servicio de Planificación ha suprimido una unidad de Educación Infantil de tres años y que ha  afectado a una docente que lleva muchos años trabajando allí y que se tiene que trasladar a otro colegio. En la misma situación se encuentra el CEIP San Bernardo de Algeciras que pierde una línea de Educación Infantil

CGT insta a la Delegación Territorial de Educación de Cádiz a aprovechar la baja natalidad para mejorar la calidad educativa-no para cerrar unidades en la Pública y colegios- con unas ratios de alumnos adecuadas en torno a los 10-15 alumnos, que permita mantener la distancia de seguridad dentro de las aulas y mejorar el proceso de enseñanza aprendizaje, las medidas de atención a la diversidad y las de seguridad laboral y sanitarias. De la misma manera que no existen unidades de cuidados intensivos en hospitales de forma telemática y se redoblaron esfuerzos en hospitales de campaña frente a la pandemia, no debemos permitir, una vez más, que la enseñanza- que es un servicio público- vuelva a ser telemática o se torne híbrida (presencial y telemática) para el próximo curso.

Unido a este hecho, esta central sindical defiende al centenar de familias de la serranía gaditana, concretamente de los municipios de Algodonales y Olvera, que llevan dos semanas intentando dar solución a un problema que les inquieta. Sus hijos de 2-3 años de edad se escolarizan de cara a septiembre en grupos de 25-26 alumnos, ya 26 alumnos se consideraría una ratio ilegal. Ningún docente   puede atender bien  a 25 niños/as de Infantil, expresan, mermando así la calidad educativa que se les ofrece  y además, “encontrándonos en la situación actual de  nueva normalidad  no vamos a poner en riesgo la salud de nuestros/as hijos/as  y del resto de familiares”, escriben al jefe de Servicio de Planificación Educativa de la Delegación Territorial, Joaquín Mateo.

Así pues, CGT Enseñanza Cádiz denuncia la falta de un protocolo claro de cara a las medidas sanitarias que hay que tomar  para el próximo curso 2020/21,  por el covid-19, que reduzca las ratios, amplíe espacios y se contrate a más docentes, doblando las plantillas.

Para este sindicato no es suficiente el desdoble de aulas usando los espacios como el salón de usos múltiples, el laboratorio, la biblioteca o el gimnasio de un centro con personal de refuerzo ya anunciado por la Consejería de Educación, sino que este sindicato ya  comunicó, a través de diversos medios, que se requiere redoblar esfuerzos en una escuela de campaña en coordinación entre todas las administraciones- estatales, autonómicas, provinciales y locales- como varios Ministerios y Consejerías con Ayuntamientos para el uso de otros locales públicos que no tienen que depender necesariamente de educación. Por lo que tampoco es suficiente el uso de geles hidroalcohólicos y mascarillas si no se toman todas estas medidas.

Debido a esta falta de un protocolo de seguridad claro, el  recorte en unidades en la escuela pública, el cierre de centros educativos públicos y el blindaje que tiene la privada concertada, que está sostenida con fondos del erario público, CGT anuncia la convocatoria de Huelga en la Enseñanza el día 18 de septiembre, como punto de partida a un calendario tanto de más días de huelga como de movilizaciones.

A estos tres casos nuevos, hay que añadir los ya denunciados como la pérdida de una unidad de primero de la ESO  en los IES Tejada y  Cornelio Balbo; cierre de siete unidades en centros de Chiclana; la unidad de Bachillerato perdida tanto en el IES San Severiano, IES La Caleta como en el Rafael Alberti; cierre de una unidad de Infantil en los CEIP Inmaculada y Solís; supresión de dos unidades de infantil en el CEIP Trovador; en el CEIP Los Molinos de Vejer se suprimen dos unidades de Primaria y el Apoyo;  solicitud de plaza en marzo en 2° de ESO en el IES Pintor Juan Lara de El Puerto de Sta. María y subsidiariamente en otros IES públicos, el 25 de junio en el tablón de anuncios del IES Juan Lara se comprueba que han dado plaza en un Centro Concertado de religión católica. Ante el desconcierto por tal decisión se inicia procedimiento en curso para rechazar está asignación y exigir plaza en un IES público.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 × dos =

Ir arriba