Un total de 50 estudiantes de 15 y 16 años del Instituto de Enseñanza Secundaria Levante de Algeciras han participado en una jornada de promoción de salud y educación vial con el objetivo de prevenir accidentes de tráfico en la que han contado con la participación, como docentes, de enfermeros del Área de Gestión Sanitaria del Campo de Gibraltar.

Los docentes han realizado dos talleres durante la jornada, uno de carácter teórico y otro práctico. Así, en el primero han hecho una presentación sobre primeros auxilios, han explicado el protocolo PAS (Proteger, alertar y socorrer) y han dado a conocer las maniobras que se deben realizar para socorrer en los primeros instantes tras un accidentes. También han resaltado la importancia de conocer los teléfonos de emergencias 112 y 061.

En la parte práctica, se han visto primeros auxilios y se ha explicado cómo realizar una reanimación cardiopulmonar básica, una herramienta fundamental que salva vidas. Y es que, según los datos del Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias, los cinco minutos posteriores a una parada cardiorrespiratoria pueden resultar cruciales para el paciente, ya que en este tiempo la falta de oxígeno y sangre en el cerebro pueden causar daños irreversibles e incluso la muerte. Por este motivo, es fundamental que, ante una situación de este tipo, la persona que tiene el contacto inicial con el afectado actúe de forma inmediata, alertando a los equipos de emergencias sanitarias y aplicando entre tanto técnicas de reanimación básicas, como la ventilación boca a boca y el masaje cardíaco externo.

La jornada ha contado también con representantes de la Dirección General de Tráfico, quienes han abordado cuestiones como la prevalencia de mortalidad en accidentes de tráfico y la sensibilización sobre el uso de los dispositivos de seguridad vial, como cinturones o cascos en motocicletas.

Plan Integral de Accidentabilidad

Hacer uso del casco cuando se viaja en una moto o ciclomotor contribuye a disminuir el riesgo y la severidad de las lesiones en un 72% y a reducir la probabilidad de muerte en un 39% -en función de la velocidad a la que se circule-. Por tanto, reduce los riesgos de lesión en la cabeza, la severidad de los daños y la probabilidad de muerte por golpes craneales.

En esta línea, y con el objetivo de fomentar la conducción responsable, reducir los accidentes y mejorar la asistencia sanitaria que se presta a las víctimas nació el Plan Integral de la Accidentabilidad en Andalucía, una herramienta de trabajo que presenta 181 líneas de acción concentradas en 11 líneas estratégicas.

La utilización del casco por los usuarios de motos y ciclomotores es uno de los objetivos de las mesas intersectoriales creadas para la prevención de los accidentes de tráfico, así como uno de los mensajes transmitidos por los profesionales sanitarios de atención primaria y uno de los temas centrales de las sesiones de ‘Forma Joven’ y del proyecto ‘Sobre Ruedas’ que también desarrolla la Junta de Andalucía con jóvenes.