El protocolo para atender a inmigrantes con coronavirus, en marcha en Algeciras

La Junta espera más pateras pese a la prórroga de la alerta en Marruecos

El vicepresidente de la Junta y consejero de Turismo, Regeneración, Justicia y Administración Local, Juan Marín, ha reconocido que finalmente «ha reinado el sentido común» por parte del Gobierno central en su implicación en la atención a las personas que llegan en patera, en el marco de la pandemia provocada por el Covid-19, si bien insiste en que Europa debe afrontar este debate más cuando prevé que se produzca en verano un importante aumento de las embarcaciones ilegales que intentarán alcanzar la costa andaluza, pero también otras del territorio nacional o incluso de Portugal.

En una entrevista con Europa Press, Marín ha reconocido que las relaciones con el Gobierno central fueron complicadas al principio, «pero después, afortunadamente, el sentido común ha ido reinando y hemos establecido un protocolo por el cual cuando llega una patera o se rescata a personas en el mar, lo primero que se les hace es un análisis médico, toma de temperatura y ver si tienen síntomas».

Seguidamente, a los sintomáticos se les hace una prueba PCR y si da positivo, a todas las personas que han venido en esa embarcación se les hace un rastreo,mientras la Junta se queda al cuidado de los contagiados y del resto se encarga el Gobierno central, que finalmente los pone en manos de Cruz Roja y los distribuye por los distintos centros que tiene. A la hora de aislarlos, si fuera necesario, se ubican en dos centros que facilita el Ejecutivo andaluz con este fin el tiempo que sea necesario.

Recursos

De este modo, el consejero del ramo reconoce estar satisfecho con la implicación del Gobierno en inmigración pero avisa de que «el problema es que no es suficiente» porque «están llegando muchísimas pateras y van a llegar más en agosto y en septiembre». Incide en que es consecuencia del buen tiempo, que vienen especialmente de Argelia y que estas personas también están llegando a Canarias, Murcia, el levante o a la costa portuguesa.

«Tenemos esa presión de una población que huye de una manera desesperada de la pobreza, de la guerra y cuando llega aquí, la inmensa mayoría llega en unas condiciones sanitarias muy deficientes», ha abundado Marín, que advierte de que si llegan contagiadas de Covid, aunque se les interne en un centro que atienda Cruz Roja, «pueden desaparecer cualquier momento, se van a la calle, porque no puedes tener ahí una dotación de Policía permanentemente».

Pero Marín va más allá porque critica que «Europa no se ha querido dar cuenta de que la frontera de norte de África, o en este caso también de la parte de Argelia, Turquía y esas zonas, son frontera europea» y por contra «Europa mira a otro lado y dice que este problema es de España».

«Esto es una realidad que va a seguir sucediendo, y este año tenemos la Covid pero el que viene seguirá sucediendo, y muere gente tanto al pasar como cuando llegan porque puedan entrar en positivo», ha proseguido Marín para espetar que «o el tema de la política migratoria de una vez por todas se aborda como un problema humanitario, social y económico de la Unión Europea o nunca tendremos recursos suficiente para poder atender esta situación».

Sobre la gestión de la Junta, ha explicado que se afana mucho porque sus competencias «son muy pocas», pero da respuesta a la vertiente sanitaria y aporta «más de lo que nos corresponde porque la gestión debería de ser compartida y los gastos también debe ser compartidos». Fuera de ese debate, el vicepresidente ha asegurado que la Junta hace «todo lo que está en su mano para preservar la salud y también por una cuestión evidentemente humanitaria».

Marruecos

El Gobierno de Marruecos decidió hoy prolongar un mes más, hasta el 10 de septiembre, el «estado de emergencia sanitaria» que incluye establecer ciertas restricciones ante el aumento de los casos positivos de la COVID-19.

La decisión de esta quinta prórroga fue aprobada mediante un decreto durante la reunión semanal del Consejo de Gobierno, ante la propagación de la pandemia del coronavirus en el país.

El presidente del Gobierno, Saadedín Otmani, lamentó la «evolución preocupante» del número de casos positivos, de muertos y de los pacientes ingresados en reanimación por el coronovirus en los últimos días.

La Unión Europea ha sacado este viernes a Marruecos de la reducida lista de países terceros a los que abrió su frontera exterior el pasado mes de julio al considerar que no representaban un riesgo añadido a la propagación del coronavirus. La negativa evolución epidemiológica del país vecino ha provocado que los 27 países miembros.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print
Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on print

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

10 − 7 =

Ir arriba