El yihadista de Algeciras insiste en la Audiencia Nacional: ‘Veía diablos’

El juez cree que los indicios pueden calificar la acción como 'un ataque yihadista'
Yassin K. custodiado por la Policía. / FOTO: PN

El marroquí Yassin Kanjaa, autor confeso del atentado de carácter yihadista perpetrado el pasado 25 de enero en dos iglesias de Algeciras, se ha sometido este jueves a un examen psiquiátrico ante los forenses de la Audiencia Nacional, a quienes ha insistido, como ya dijo en alguna otra ocasión, en que ve «diablos».

La entrevista con los forenses se ha prolongado aproximadamente una hora, durante la que le han estado haciendo preguntas para determinar si padece algún trastorno psiquiátrico a efectos de su imputabilidad, y entre otras cosas ha afirmado tener visiones de demonios, según han informado a EFE fuentes jurídicas.

Para someterse a este examen forense, este joven de 25 años ya tuvo que ser explorado por un forense, que determinó que estaba en condiciones de prestar declaración, si bien ahora se trata de examinarle en mayor profundidad, tal y como acordó el magistrado de refuerzo del Juzgado Central de Instrucción 6, Joaquín Gadea.

Para realizar este análisis, los forenses han tenido que recabar datos sobre el historial médico de este marroquí, que se encontraba pendiente de expulsión, y que al parecer tendría antecedentes psiquiátricos en su país.  Una vez analizados estos datos y con el resultado de la entrevista, los dos facultativos emitirán su dictamen al juez, que a la luz del informe de los forenses decidirá sobre las condiciones de imputabilidad del investigado.

Por otra parte, el magistrado ha acordado prorrogar un mes más el secreto de esta causa y ha admitido la personación como acusación popular de una serie de asociaciones, como la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), Vox o Abogados Cristianos, entre otras, si pagan 3.000 euros de fianza.

El mes que viene, los días 17, 21 y 24, el juez tiene previsto interrogar a 19 testigos, entre ellos el sacerdote Antonio Rodríguez, uno de los cuatro heridos en este atentado, y al que se ha emplazado de forma presencial, al igual que a otro de los afectados en el ataque a las iglesias de San Isidro y La Palma, para que ambos presten declaración en calidad de perjudicados.

El juez cree que los indicios recopilados hasta el momento sustentan que la acción se puede calificar «como un ataque yihadista dirigido tanto contra sacerdotes que profesan la fe de la Iglesia Católica como contra musulmanes que para el investigado no siguen los preceptos del Corán».

Por el momento todo parece indicar que Kanjaa habría actuado solo y sin ayuda de terceros, como él mismo reconoció en su declaración, y el magistrado cree que, en este momento inicial de la investigación, se puede afirmar que el investigado se identificaría con «un perfil de terrorista autoadoctrinado que actúa de modo individual no vinculado directamente con una organización terrorista’.

Comparte este artículo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en whatsapp
Compartir en telegram
Noticias con rigor
UNIVERSIDADES PÚBLICAS
publicidad